InicioAlquilerLos pequeños ...

Los pequeños propietarios aceptarían regular el precio del alquiler si se agilizan los desahucios

Según un estudio de Fotocasa y ANA con entrevistas a 809 pequeños propietarios, el 75% de los propietarios aceptaría medidas intervencionistas si, a cambio, se agilizasen notablemente los procesos de desahucios.

El 75% de los pequeños propietarios (con una o dos viviendas, incluyendo su domicilio habitual) aceptaría el control de los precios del alquiler, siempre que el Estado diese más seguridad jurídica en temas como los desahucios.

Así lo afirma una encuesta elaborada por la Agencia Negociadora del alquiler y el portal inmobiliario Fotocasa a más de 800 tenedores de vivienda en alquiler, que también refleja que más de la mitad de los arrendadores españoles (60%) creen que el intervencionismo del Estado en los alquileres privados frenaría el aumento de la oferta de viviendas de alquiler y creen que éste sólo debería intervenir en el mercado de los alquileres públicos.

A cambio de aceptar esa regulación; el 67% de los propietarios de viviendas en alquiler pide a cambio incentivos fiscales, el 73% le gustaría consultar los antecedentes de impagos en bases de datos oficiales y el 72% solicita un aumento en las garantías que se le exigen a los inquilinos.

Según José Ramón Zurdo, director general de la Agencia Negociadora del Alquiler: “Los propietarios tienen la percepción de que con este intervencionismo se está atacando su libertad de decisión sobre sus viviendas y se está disminuyendo su poder adquisitivo”. Por ello, cree que los arrendadores exigen algo a cambio de la intervención.

Los desahucios, un tema candente dentro de la nueva Ley de Vivienda

Uno de los temas que más preocupan a los propietarios son la seguridad jurídica existente entorno a los desahucios. El Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos aprobó a través del Real Decreto-ley 37/2020 la suspensión del procedimiento de desahucio durante el estado de alarma. Para el 68% de los participantes en el estudio, esto solo provoca inseguridad a los inversores.

Un porcentaje muy similar, el 69%, opina que están haciendo pagar a los propietarios la incapacidad de la administración para proporcionar vivienda social a las personas vulnerables.

En el caso de la expropiación de viviendas, un 43% cree que esta medida solo afectará a grandes tenedores: “La expropiación de viviendas vacías es vista por los propietarios como un ataque a la propiedad privada y una medida que desincentiva la tenencia y puesta en alquiler de pisos. Los propietarios consideran que para incrementar la salida al mercado de viviendas vacías el Estado debería proteger y reforzar la seguridad jurídica de los propietarios, así como incentivar fiscalmente a los propietarios”, aseguró María Matos, directora de estudios y portavoz de Fotocasa.

La promoción de vivienda pública como solución al problema

La gran parte de los propietarios, concretamente el 76%, cree que la resolución del problema de la falta de oferta de vivienda en alquiler pasa por un esfuerzo por la promoción de vivienda pública. El 70% cree que el Estado está obligado a participar para poder resolver la situación. Las solución que más adeptos genera es que las administraciones aporten vivienda social, pero también mencionan la de que los grandes tenedores cedan vivienda a los estamentos públicos.

Esta medida ha sido llevada a cabo por administraciones como el Ayuntamiento de Madrid. La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) es el promotor que más viviendas finalizarán en 2021 en la ciudad, 417 unidades en cuatro promociones. Estas cuatro promociones se enmarcan dentro de un plan de aumentar el parque público en más de un millar de viviendas, enfocadas al alquiler social.

Precios altos como consecuencia la baja oferta

Un 62% de los arrendadores es consciente de que el precio de los alquileres está en cotas altas o muy altas. En cambio, sobre la oferta hay mayor diversidad de opiniones: el 43% la considera suficiente, el 20% excesiva y el 27% insuficiente. Dónde más armonía hay, un 78%, es en que agilizar el plazo de los desahucios por impagos de renta contribuiría a bajar el precio de los alquileres.

Según datos de la plataforma de plataforma de big data inmobiliario Brainsre, el precio medio del alquiler en España se situaba al cierre de 2020 en 993,3 €/mes, lo que supone un retroceso del 8,5% respecto al primer trimestre del año y del 1% respecto al tercer trimestre. No obstante, el precio del metro cuadrado alcanzó los 10,2 euros el metro cuadrado al mes en el último trimestre de 2020, importe que se mantiene estable respecto al trimestre anterior.

En cuanto al tiempo medio de publicación de una vivienda de alquiler, éste se elevó en el último trimestre de 2020 hasta los 2,5 meses, según Brainsre. “Este periodo se ha ido incrementando de manera considerable desde marzo de 2020 a causa de la situación que estamos travesando. En concreto, en porcentaje se ha incrementado un 39% el tiempo medio que pasa una vivienda en el mercado si comparamos con cifras del primer trimestre del año”, subraya María Moreno, data scientist de Brainsre.

El alquiler turístico, alquiler residual

Solo el 18% de las viviendas propiedad de pequeños tenedores está en el mercado del alquiler vacacional, según el estudio de Fotocasa. Esta tipología de alquiler, no exento de polémica en la esfera política, ha sufrido una fuerte caída a consecuencia de la situación epidemiológica. Hasta tal punto llega la desconfianza con este alquiler, que el 69% de los encuestados afirma sentirse más seguro con el residencial y solo el 32% colocaría sus viviendas en alquiler vacacional cuando la pandemia remita.

El 52% cree que las medidas regulatorias acordadas contra este sector desincentivan la inversión. Incluso, el 46% piensa que medidas como las adoptadas en Barcelona reafirman su apuesta por el residencial.

 

 

B-Exclusives

Latest news