InicioCompañíasLos inmuebles...

Los inmuebles de Amancio Ortega pierden 1.000 millones de valor por el efecto divisa

La cartera inmobiliaria de Pontegadea, el hólding inversor de Amancio Ortega, ingresa 613 millones en 2020, apenas un 1% menos que el año anterior, pero se devalúa hasta los 14.075 millones.

gran via 32 pontegadea edificio amancio ortega

Una de las carteras inmobiliarias privadas más importantes del mundo también ha sufrido ajuste en el año del Covid. Se trata de Pontegadea, el vehículo inversor a través del cual el empresario leonés Amancio Ortega Gaona controla su 59,29% de Inditex y también el ingente patrimonio inmobiliario que ha ido creando con los dividendos de su compañía.

El hólding Pontegadea ha presentado las cuentas correspondientes a 2020. Un año marcado por la pandemia nivel global y, por ende, a sus principales generadores de recursos: el grupo textil Inditex y su patrimonio inmobiliario.

En el caso del primero, la compañía vio reducido su beneficio un 69,6% el año pasado, algo que ha repercutido en el resultado de Pontegadea, que anualmente se nutre del dividendo de la cotizada. Así, el hólding de Amancio Ortega ha pasado de ingresar por este concepto 1.640 millones en 2019 a 669 millones el pasado año.

En el caso de los inmuebles, el impacto ha sido mucho más limitado y la compañía ha logrado mantener casi igual sus ingresos. Así, en 2020, la compañía ha facturado por rentas de sus inmuebles 613 millones, frente a los 621 millones obtenidos el ejercicio anterior.

Sin embargo, Pontegadea -no dada a revalorizar sus activos en época de boom- ha sufrido un importante ajuste en el valor de su patrimonio inmobiliario. Así, al cierre de 2020, se situaba 14.075 millones, frente a los 15.163 millones del año anterior.

Impacto de la divisa

Esta depreciación de 1.088 millones no viene motivada por el Covid, como le ha ocurrido a otras inmobiliarias patrimonialistas, sino por el efecto divisa. Concretamente, por la devaluación de las monedas libra y dólar frente al euro.

Inglaterra y Estados Unidos son los dos mercados donde más fuertemente ha invertido Pontegadea en los últimos años. En el primero, Pontegadea atesora una gran cartera de inmuebles, con un valor de mercado de más de 4.200 millones

Posee The Post Building, sede de McKinsey en Londres, adquirida por más de 703 millones de euros; Devonshire House, por el que pagó 480 millones en 2013; y Adelphi Building, adquirido por 680 millones en 2018. 2015 fue el año más prolífico para Pontegadea en cuanto a inversiones en el mercado británico, invirtiendo más de 1.200 millones en tres edificios: Almack House, la sede Rio Tinto ubicada en la plaza de Saint James de Londres, y la tienda de Primark en Oxford Street, una de las principales arterias comerciales a nivel mundial.

Edificio de Pontegadea en Londres Amancio Ortega
Edificio de Pontegadea en Londres.

El año pasado, el hólding de Amancio Ortega llevó a cabo una reorganización de su patrimonio inmobiliario y escindió los activos británicos en una sociedad aparte. Londres es precisamente el destino de la gran inversión inmobiliaria realizada por Pontegadea en 2020: un edificio de oficinas con 5.702 metros cuadrados y ubicado en la plaza de Saint James.

Por su parte, en Estados Unidos -donde protagonizó su primera inversión inmobiliaria internacional, allá por 2007-, posee la sede de Bacardí en Miami, adquirida en 2009 por unos 120 millones. Además, el antiguo Esquire Theatre de Chicago, por el que pagó 176 millones de dólares y las oficinas de Cathay Pacific en San Francisco. En 2019, invirtió 2.065 millones en cuatro operaciones: los complejos Troy Block Arbor Blocks, en Seattle, donde tienen oficinas Amazon y Facebook respectivamente, y el 815 de Connecticut Avenue en Washington DC.

Eliminado el efecto divisa, el descenso del valor de la cartera es inferior a un 5%. Desde la compañía lo explicanque la calidad de los activos que la componen ha reducido el impacto de la pandemia. Este efecto divisa afecta también a la cifra consolidada de ingresos procedentes del negocio inmobiliario, explican desde el hólding.

En total, Pontegadea ingresó 1.282 millones en 2020 y ganó 666 millones, frente a los 2.261 millones de cifra de negocio y 1.778 millones de beneficio logrados en 2019.

Deuda y otras participaciones

A cierre de 2020, Pontegadea contaba con una deuda financiera de 1.022 millones de euros, ligeramente inferior a del año anterior (1.091 millones). Su tesorería y equivalentes alcanza los 802 millones. La posición de deuda neta es, por tanto, de 220 millones de euros.

Además de la participación del 59,29% en Inditex, el grupo cuenta con participaciones de carácter financiero en Telxius (9,99%) y Enagás (5%).

Junto a sus inversiones, Amancio Ortega realiza donaciones a través de su fundación que, en 2020, fueron de 163 millones de euros.

B-Exclusives

Latest news