InicioCoronavirusLondres para ...

Londres para el negocio de tasación mientras en España se mantiene

En Londres, varias gestoras de fondos inmobiliarios han suspendido su actividad en el Reino Unido "por la imposibilidad de tasar adecuadamente la propiedad comercial -no residencial- ante la pandemia de coronavirus".

tasacion 1

En España, de momento el proceso de compraventa de vivienda también se está ralentizando por la negativa de los propietarios a mostrar sus pisos ante el avance del coronavirus, aunque el mayor freno sigue siendo el proceso notarial y registral, que necesita carácter de urgencia para poder llevarse a cabo. Y aviso a navegantes: en Londres, varias gestoras de fondos inmobiliarios han suspendido su actividad en el Reino Unido “por la imposibilidad de tasar adecuadamente la propiedad comercial – no afecta a la residencial- ante la pandemia de coronavirus.”

Como tantas cosas, hay un antes y un después del coronavirus para tramitar una hipoteca. Al hándicap telemático para negociar la compraventa y la hipoteca de una vivienda se suman las restricciones notariales y registrales, y el proceso de tasación, nulo si el propietario no permite la entrada. El tasador también tiene la potestad de ejercer o no la actividad en estas circunstancias.

Bancos y tasadoras siguen trabajando con relativa normalidad, aunque sí que es verdad que algunos procesos ligados a la concesión de financiación, como la tasación y la firma ante notario, ya están sufriendo las consecuencias de la pandemia.

Descensos

Desde la empresa de valoración y consultoría Tinsa constatan que “tras el decreto del estado de alarma se ha producido un descenso de los encargos de valoraciones con finalidad ‘Garantía Hipotecaria’, debido a las dificultades que el consumidor tiene en este momento para visitar, elegir y cerrar operaciones inmobiliarias”, aunque precisan que la actividad para realizar otro tipo de valoraciones que no requieren visita física sigue con normalidad.

“Hasta antes del decreto de confinamiento, -explican fuentes de una tasadora que prefiere no dar nombres- los encargos de entidades financieras, empresas y particulares se estaban atendiendo con total normalidad, pero a partir de las medidas de reclusión y con el avance de la enfermedad, la gente tiene mucho miedo al contagio y no abren la puerta, y además están retirando anuncios en portales y puertas a toda velocidad, como se puede apreciar”, expresan con rotundidad.

Y es que el proceso se complica desde el mismo inicio del interés por un inmueble. Anna Puigdevall, gerente de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Cataluña, añade que ahora mismo no pueden acompañar a ningún cliente a visitar una vivienda debido a las restricciones a la movilidad introducidas por el estado de alarma. Las visitas interiores se realizan siempre y cuando exista consenso entre el ocupante del inmueble y el técnico que realiza la visita. “Si existe consenso se realiza y si no existe consenso, la visita y entrega del informe se pospone hasta que la primera se pueda realizar. Las valoraciones que sólo requieren visita exterior se realizan sin mayor problema pues sólo depende del técnico que las hace”, informan desde Tinsa.

La red técnica de Tinsa está formada por más de 1.000 tasadores distribuidos por toda España. Son trabajadores autónomos, por lo que ellos son los que deciden si quieren trabajar o no. “Desde Tinsa les prestamos toda la ayuda que precisen para realizar su trabajo, apoyándoles en todas sus decisiones. Tras la entrada en vigor del estado de alarma, Tinsa les informó de todas las medidas que el Ministerio de Sanidad recomienda cumplir para ejercer satisfactoriamente y sin riesgo su trabajo. Les aportamos toda la documentación publicada por el Gobierno sobre las condiciones del Estado de Alarma”, explican.

En paralelo, la nueva Ley Hipotecaria obliga a ir al notario al comprador no sólo para firmar, sino también para que leer las condiciones de las escrituras y demás documentos, expresando en alto dudas y conformidad. En este momento, la intervención notarial es “excepcional y limitada a casos urgentes, una urgencia que en todo caso ha de interpretarse restrictivamente, en la medida en que supone un desplazamiento prohibido en el estado de alarma decretado”, según la circular de la comisión permanente del Consejo General del Notariado remitida con motivo del estado de alarma.

En Londres dejan de tasar

Pero lo cierto es que a medida que avanzan los días, cualquier actividad se dificulta, y la tasación no podía ser menos. La Asociación de fondos de propiedad inmobiliaria (AREF, en inglés) señala en un comunicado recogido por la agencia EFE que varias gestoras de fondos inmobiliarios han suspendido su actividad en el Reino Unido “por la imposibilidad de tasar adecuadamente la propiedad comercial ante la pandemia de coronavirus”. Los activos comerciales excluyen la vivienda.

En la misma línea, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, en inglés), el regulador británico del sector financiero, constata los problemas de tasación y dice que, en estas circunstancias, suspender la actividad “es probablemente lo mejor para el interés de los inversores”.

La entidad, que representa a unas 250 empresas de inversión, señala que “el mercado de la propiedad comercial en el Reino Unido afronta circunstancias sin precedentes por el Covid-19 y las firmas de tasación no pueden emitir juicios confiables sobre el valor” de los inmuebles.

Los fondos inmobiliarios invierten en propiedades que albergan por ejemplo hoteles, tiendas, almacenes, restaurantes u oficinas, que se han visto especialmente impactados por las restricciones impuestas por el Gobierno para reducir la propagación del virus.

B-Exclusives

Latest news