InicioCompañíasLas grandes i...

Las grandes inmobiliarias pagaron más de 15 millones a sus primeros ejecutivos

Ismael Clemente CEO de Merlin Properties Socimi 2
Ismael Clemente, CEO de Merlin, cobró 8,7 millones en 2019.

Las diez empresas inmobiliarias más relevantes del parqué español retribuyeron a sus primeros ejecutivos -once en total, teniendo en cuenta el cambio de CEO de Neinor, el pasado abril- con un total de 15,13 millones de euros, según la información remitida por las propias compañías en sus respectivos informes anuales.

Esta cifra es un 3,65% mayor a la retribución de los primeros espadas de estas mismas inmobiliarias en 2018, cuando cobraron en conjunto 14,597 millones.

Aedas, Colonial, Inmobiliaria del Sur (Insur), Lar España, Merlin Properties, Metrovacesa, Neinor Homes, Quabit, Realia y Renta Corporación retribuyeron a sus primeros ejecutivos, diez de ellos consejeros delegado y dos presidentes, con salarios que van desde los 8,7 millones a los 0 euros. El más elevado corresponde a Ismael Clemente. El consejero delegado de Merlin recibió 8,7 millones de euros el año pasado por su desempeño en la Socimi que ganó 564 millones de euros en ese ejercicio. Un año antes, su salario fue de 6,46 millones.

En el último informe de retribuciones, Merlin ha presentado su nuevo plan para 2020 a 2022, seis años después de su lanzamiento. Entre las novedades, destaca la reducción del máximo variable, un nuevo sueldo para el presidente no ejecutivo y un plan de remuneraciones íntegramente pagadero en acciones.

En el lado opuesto, se encuentra Miguel Pereda. El consejero delegado de Lar España no recibió retribución alguna por su puesto como primer ejecutivo de la Socimi especializada en centros comerciales ni por pertenecer a su consejo. No obstante, Pereda es también consejero delegado y accionista del Grupo Lar. Esta inmobiliaria gestiona la Socimi Lar España desde su creación (2014) a través de un contrato de gestión, cuyas condiciones fueron renegociadas en 2018 y están vigentes hasta 2021. Por este contrato, Grupo Lar cobra una comisión fija del 1% del valor neto de los activos (NAV) hasta los 1.000 millones y al 0,75% en lo que supere dicho importe (a 31 de diciembre, su cartera de centros comerciales estaba valorada en más de 1.500 millones de euros), además del variable. 

Por encima de un millón de euros se encuentran los salarios del presidente ejecutivo y del consejero delegado de Colonial, Juan José Brugera y Pere Viñolas, con 1,14 millones y 1,33 millones respectivamente; de los que la mitad corresponden a su sueldo y el resto a retribución variable a corto plazo. Estas retribuciones son inferiores a las que cobraron ambos ejecutivos en 2018, 1,84 millones y 1,469 millones respectivamente, a pesar de que este último ejercicio Colonial registró un beneficio récord de 827 millones.

También por encima del millón figura el presidente de Quabit, Félix Abánades, que ganó el año pasado 1,046 millones; y el consejero delegado de Metrovacesa, Jorge Pérez de Leza, cuya retribución fue de 1,364 millones, lejos de los 2,173 millones que cobró en 2018. 

En diciembre de 2017, en junta extraordinaria, Metrovacesa aprobó su actual sistema de retribución al consejo, con el voto del 89% de los presentes y el 10,97% en contra. En él, se fijaba que el consejero delegado tendría un salario fijo de 650.000 euros para los ejercicios 2018, 2019 y 2020, más los 85.000 como miembro del consejo. Además, Pérez de Leza cuenta con un variable vinculado a componentes objetivos y un 25% a cualitativos, como son el lanzamiento de proyectos residenciales, la entrega de unidades (que supone un 25% del total) y la venta de suelos, entre otras variables.

Por encima del millón de euros también figuraba la retribución anual del primer ejecutivo de Neinor en 2018. Ese ejercicio, Juan Velayos recibió 1,35 millones de euros. Sin embargo, Velayos dejó su puesto en abril de 2019, tomando el testigo, Borja García-Egotxeaga, que no ha recibido remuneración alguna de su labor en el consejo, sino sólo de sus funciones de la alta dirección, por las que recibió un salario anual de 328.700 euros. Según figura en el documento de política de retribuciones de Neinor, García-Egotxeaga tiene estipulado un fijo anual de 450.000 más un bonus vinculado a la evolución del negocio de 120.000 euros. Por su parte, Velayos recibió 708.000 euros por su labor en Neinor en 2019.

David Martínez, consejero delegado de Aedas, cobró 579.000 euros en 2019, frente a los 592.000 de un año antes, mientras que el presidente ejecutivo de Insur, Ricardo Pumar, cobró 298.000 euros más 20.000 títulos de la compañía. En 2018, su retribución en metálico fue de 283.00 euros.

En el caso de Realia, el presidente dominical y el consejero delegado, nombrados tras la llegada de Carlos Slim al accionariado de la inmobiliaria española, cobraron 245.000 y 225.000 euros respectivamente en 2019, según figura en el informe anual de la compañía. La política de retribución de Realia se aprobó en junio de 2018 y está vigente hasta el ejercicio 2021.

La catalana Renta Corporación retribuyó a su consejero delegado, David Vila con 550.844 euros en metálico, un 25% más que el año anterior, a los que habría que añadir un pago en acciones de 511.000 títulos. El presidente de Renta, Luis Hernández, percibió 509.000 euros en 2019, frente a los 438.000 de un año antes.

Por su parte, la Socimi Árima y la promotora Urbas Grupo Financiero aún no han presentado el informe de retribución correspondiente al último ejercicio.

B-Exclusives

Latest news