InicioComercialGran Vía y La...

Gran Vía y La Rambla disparan sus afluencias tras el desconfinamiento

La Gran Vía madrileña acogió a un 96% más de viandantes desde el 2 de mayo respecto al periodo de paralización de la actividad por el Covid-19, mientras que en La Rambla aumentó hasta el 99%.

shutterstock 143885179

Desde el 2 de mayo -fecha en la que permitía salir a la población de sus casas en franjas horarias diferenciadas para niños, adultos y mayores- los porcentajes de afluencia en zonas comerciales aumentaron significativamente en Madrid y Barcelona. En el caso de la capital, Gran Vía acogió una afluencia media semanal un 96% superior al período de paralización de todas las actividades no esenciales, y La Rambla en la Ciudad Condal, un 99% más, según un estudio de CBRE.

Sin embargo, las cifras muestran cómo la afluencia en la Gran Vía sigue estando un 90% por debajo de los datos que se registraban de media antes del estallido de la pandemia, en comparación con la última semana de febrero.

No obstante, Susana Elhombre, directora de Retail High Street de CBRE España, señala que “los datos reflejan una recuperación del movimiento también en las calles aledañas a estas principales vías comerciales. El movimiento aflora de forma radial, beneficiando a comercios cercanos”.

Durante el período de paralización de todas las actividades no esenciales -del 30 de marzo al 9 de abril-, en Madrid la afluencia media semanal de Gran Vía solo fue del 5%, una reducción drástica de casi un 95% en comparación con la afluencia que presenta un día normal esta arteria de la capital.

Por su parte, en Barcelona se vivió una situación similar, ya que la afluencia media semanal de La Rambla de Cataluña fue casi del 10%, lo que equivale a una reducción de más del 90% en comparación con la afluencia media en una semana tipo.

Por otro lado, del 27 de abril al 2 de mayo, coincidiendo con el período de las salidas de los niños a un kilómetro de sus casas acompañados de un adulto, la afluencia media semanal en Gran Vía aumentó un 40% respecto al período de paralización de todas las actividades no esenciales, y la de La Rambla un 54%.

Las zonas de oficinas se reactivan

La afluencia en dos de las principales áreas de negocio de ambas ciudades también se reactiva. La zona norte de la capital, donde se ubican las Cuatro Torres -área financiera con una escasa oferta de otro tipo de servicios- presentó un frenazo en el trabajo presencial durante el período de paralización de todas las actividades no esenciales.

La afluencia media semanal de esta zona de oficinas fue solo del 8,6%, lo que equivale una reducción de más del 91% en comparación con una semana de mediados de febrero. Si se compara con una semana posterior a este período de paralización, por ejemplo, del 4 al 10 de mayo, la afluencia media semanal aumentó un 129% aproximadamente.

Lo mismo sucede en distrito 22@ de Barcelona, Durante el período de paralización de todas las actividades no esenciales, la afluencia media semanal fue solo del 8,6%, lo que equivale una reducción de más de un 91% en comparación con una semana normal y, si lo comparamos con una semana posterior a este período, del 4 al 10 de mayo, la afluencia media semanal se duplicó aumentando un 164%.

B-Exclusives

Latest news