Correos cede su sede histórica de Barcelona para crear un centro empresarial e innovación

La ciudad ganará más de 30.000 m2 para ubicar un gran polo de actividad económica con incubadora de empresas, oficinas de atención al emprendimiento, formación, investigación, economía digital y verde y espacios cívicos y culturales para el barrio.

Sede Correos en Barcelona
Sede central de Correos de Barcelona

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona, el Ayuntamiento de Barcelona y ​​Correos han firmado un protocolo de intenciones para convertir los actuales edificios de la sede central de Correos en Barcelona de la plaza Antonio López y la calle Ángel Baixeras en un polo de actividad económica y empresarial.

Se trata de una iniciativa pública para “reeconomizar” el distrito de Ciutat Vella, regenerar su tejido productivo e impulsar el empleo de alto valor añadido en el centro de la ciudad.

Con la firma del protocolo hoy, Correos cede estos espacios en la ciudad para que el Consorci los rehabilite y el Ayuntamiento pueda destinarlos a equipamientos al servicio de la economía digital, la formación, la investigación, el emprendiento y el talento. Y que por otra parte, genere puestos de trabajo y de servicios para el barrio.

La intervención contribuirá a la transición de la economía de Barcelona hacia una economía sostenible basada en el conocimiento y dinamizará la vida de los barrios Gòtic y de Sant Pere, Santa Caterina i La Ribera, generando sinergias entre las actividades intensivas en conocimiento y los usos de proximidad de barrio, han explicado sus responsables.

Futuro centro empresarial, de innovación y sociocultural

Los edificios de Correos se destinarán a usos propios de equipamiento de titularidad pública e interés general destinados mayoritariamente a la promoción de la actividad económica digital e innovadora, el uso formativo y posibles usos complementarios socioculturales, tales como una incubadora de empresas, un espacio cívico-cultural, actividad de restauración o un espacio de Correoslabs, entre otros.

Un acuerdo a tres bandas

A partir de la firma, y ​​en un plazo máximo de dos años, Correos cederá los espacios de los edificios principales para que el Consorci de la Zona Franca de Barcelona pueda tramitar el proyecto de rehabilitación, redactar los estudios y las propuestas necesarias para su explotación y realizar las obras de adecuación derivadas y aprobadas del acuerdo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona tramitará el planeamiento urbanístico necesario para la viabilidad de los usos previstos en la propuesta de acuerdo y hará la explotación del equipamiento.

Generará unos 1.500 puestos de trabajo

La propuesta de convertir Correos en un hub de promoción económica se alinea en la misma dirección de dinamizar el entorno de la Via Laietana con más vida de barrio y actividad productiva diversa, lo que hace aún más adecuada la propuesta de generar un polo de puestos de trabajo en la rótula entre la Via Laietana y el paseo Colom.

Esta operación permitirá generar unos 1.500 puestos de trabajo, el edificio podría albergar hasta 150 compañías y start-ups, y podría ser utilizado por entre 2.000 y 2.500 personas cada día, generando dinámicas vecinales muy positivas para el entorno

B-Exclusives

Latest news