La justicia impide a Aena ejecutar contratos por valor de 470 millones

Un auto de un juzgado de Madrid ha dictado medidas cautelares a favor de Dufry, por lo que queda suspendida la obligación de pagar las rentas mínimas garantizadas.

Duty Free del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

Los principales inquilinos de los aeropuertos españoles están ganando la batalla judicial a Aena por el pago de las rentas mínimas garantizadas (RMGA). En concreto, un auto de un juzgado de Madrid ha dictado medidas cautelares a favor de Dufry.

Así, hasta que se resuelva el asunto, queda suspendida la obligación de pagar la RMGA y, por tanto, Aena tiene prohibido ejecutar los avales. El importe en juego con el grupo suizo incluyendo su filial Canariensis, para los aeropuertos canarios asciende a 320 millones de euros, según informan varios medios económicos.

Dufry tenía unas obligaciones por 384 millones correspondientes a 2020, pero ya desembolsó 68 millones por las ventas realizadas. No obstante, Aena le propuso pagar 98 millones adicionales, lo que habría supuesto un total de 166 millones y una condonación del 57%.

En este contexto, Dufry no aceptó las condiciones del gestor aeroportuario, que también implicaban aceptar el pago del 100% del contrato a partir del 8 de septiembre, pasados cuatro meses desde el fin de actual estado de alarma; así como enunciar a acciones legales contra Aena.

470 millones, en juego

Dado que Dufry ha rechazado dichas condiciones, Aena pretende cobrar el100% del importe pendiente: 320 millones, que son la suma de 278 millones de los aeropuertos peninsulares y Baleares y 40 millones por Canarias. Ahora, tanto el pago de estos importes como la ejecución de los avales quedan en suspenso.

El auto favorable a Dufry es parecido al que ya obtuvieron Areas y SSP, que suman 154 millones adicionales. Las tres compañías son los principales inquilinos de los locales comerciales de Aena y las tres sentencias afectan al pago de 470 millones.

Sin embargo, podrían no ser las única sentencias, según fuentes jurídicas, está a punto de publicarse un cuarto auto, que corresponde al litigio de EatOut y la cifra que se exige se sitúa en torno a los 40 millones.

Por su parte, Aena confía en que cuando el juez le dé audiencia para explicar su postura, sus argumentos supondrán el cambio de las medidas cautelares. Fuentes del sector explican que Dufry y Aena han intentado en las últimas semanas llegar a un acuerdo la compañía, pero su postura es inamovible.

d="90374"]