InicioCompañíasLa Justicia d...

La Justicia desestima la demanda de 713 millones de Baraka contra DCN por Madrid Nuevo Norte

El grupo controlado por Trinitario Casanova asegura que recurrirá la sentencia porque considera que la juez "parte de una base errónea".

Madrid Nuevo Norte vista aérea 1024x575 1El Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid ha desestimado la demanda interpuesta por Grupo Baraka en 2019 contra Distrito Castellana Norte (DCN) y BBVA.

En esta reclamación judicial, la compañía controlada por el empresario Trinitario Casanova pedía una compensación de 713 millones de euros por los derechos de reversión derivados de la expropiación de los terrenos donde se planea Madrid Nuevo Norte.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Brainsre.news, la magistrada Ana Isabel Collado considera que “Baraka carece de legitimación para la demanda en los términos planteados». No obstante, el grupo cree que la juez «parte de una base errónea diciendo que el Tribunal Superior ya había juzgado la causa». En este sentido, se hace referencia a una sentencia dictada en 2012 por el Tribunal Supremo donde se indicaba que los reversionistas solo podían reclamar cuando se hubiera realizado de forma efectiva la desafección de los terrenos, hecho que se produjo en 2020.

Por ello, Baraka recurrirá la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid -para lo cual dispone de un plazo de 20 días-, según confirman desde la compañía a este medio.

Compra de los derechos de reversión

Trinitario Casanova grupo Baraka 1La reclamación comenzó cuando Renfe (hoy Adif) adjudicó en 1994 esos terrenos a la empresa DUCH (ahora DCN) para desarrollar Madrid Nuevo Norte (entonces Operación Chamartín). Las personas expropiadas interpretaron entonces que el uso de esas parcelas iba a ser destinado a un desarrollo urbanístico y no a un uso ferroviario -que fue el supuesto motivo de la expropiación-. Por ello, solicitaron la devolución o una compensación.

Hace unos años, Grupo Baraka adquirió la práctica totalidad de estos derechos de reversión. Por ellos, pagó 400 millones. Después, en octubre de 2019, el empresario registró una demanda contra BBVA y DCN por incumplimiento de contrato sobre los mismos.

En este sentido, Grupo Baraka inició dicha demanda porque considera «injusto» que se expropiaran unos suelos «para un uso público» y que no se emplearan para lo que estaba previsto y «encima se lo quede una empresa privada».

Contrato de compraventa

Ahora, la Justicia ha desestimado dicha demanda. En concreto, la magistrada argumenta que en el contrato de compraventa de los terrenos donde se desarrollará la anteriormente conocida como ‘Operación Chamartín’ no incluye ninguna cláusula donde se estime que la adjudicataria tenga que hacer frente a los derechos de reversión.

Sin embargo, desde Baraka aseguran que el contrato de compraventa de los terrenos «sí que estipula una cláusula que dice que tienen que hacerse cargo de los reversionistas».

Por otro lado, la magistrada estima en la sentencia de 2012 del Supremo ya se desestimó la petición de los reversionistas, por lo que “ningún derecho de transmisión pudo ser transmitido o vendido por los miembros de la Asociación No Abuso a Baraka”.

Por último el fallo del Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid, considera no consta que los miembros de la Asociación No Abuso -formada por unas 1.000 personas a las que «quitaron» sus terrenos- hayan sido expropiados y que Baraka debía haber demostrado ese hecho. No obstante, la compañía asegura que presentaron 36 tomos con la historia de las escrituras de los afectados y sus familias.

Proyecto

El proyecto contempla la construcción de 10.500 viviendas por parte de la empresa Distrito Castellana Norte, el 24% de ellas con protección pública. Además, Madrid Nuevo Norte dispondrá de 1,5 millones de metros cuadrados de oficinas.

También se remodelará la estación ferroviaria de Chamartín, donde Adif ya ha puesto en marcha el macroproyecto de reforma y transformación de la estación estimado entre 800 y 1.200 millones de euros, con el lanzamiento de un concurso internacional para definir el diseño.

El desarrollo también incluye la creación de tres nuevas estaciones de Metro, una nueva estación de Cercanías en el sur de Fuencarral, la implantación de un sistema de Bus Prioritario. Por otra parte, Madrid Nuevo Norte proyectará 400.000 metros cuadrados de zonas verdes. Así contará con un parque central que permitirá el cubrimiento de 210.000 m2 del haz ferroviario en Chamartín.

B-Exclusives

Latest news