InicioResidencialLa inversión ...

La inversión extranjera en vivienda es ya casi el triple desde 2007, según el Banco de España

Desde 2007 el peso de los compradores internacionales en el residencial ha pasado del 4,2% al 10,9%, según las cifras que recoge el análisis publicado por el BDE.

Banco de España
El organismo ha presentado el análisis La inversión extranjera en el mercado inmobiliario español entre 2007 y 2019.

Desde 2007, el peso de los compradores internacionales en el residencial español ha pasado del 4,2% al 10,9%, según las cifras que recoge el análisis La inversión extranjera en el mercado inmobiliario español entre 2007 y 2019, presentado hoy por el Banco de España.

El estudio, elaborado por Laura Álvarez, Roberto Blanco y Miguel García Posada, de la Dirección General de Economía y Estadística, distingue entre extranjeros residentes y extranjeros no residentes, y recoge el efecto del crack inmobiliario de 2008 y la paulatina recuperación. Los datos utilizados han sido proporcionados por el Consejo General del Notariado.

Banco de España 1
Fuentes: Consejo General del Notariado, Instituto Nacional de Estadística y Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.
a Se incluyen Dinamarca, Noruega y Suecia.

El precio promedio por metro cuadrado de las operaciones realizadas por extranjeros residentes en el período de 2014 a 2019 fue un 4 % superior al de las efectuadas por compradores nacionales en el mismo período, según el análisis, que también precisa que en las islas el aumento de precios es mayor por el efecto extranjero, hasta el 10%.

Las compras se concentraron en mayor medida en los archipiélagos y en zonas del litoral mediterráneo; el destino donde los extranjeros residentes representaron el peso más elevado (19 % de las compras de vivienda totales de la provincia) fue Santa Cruz de Tenerife, seguido de Baleares (16 %), Alicante (15 %) y Las Palmas (14 %).

Por provincias 1

Mandan británicos y noruegos

Por nacionalidad del inversor, los países comunitarios, entre los que se incluye el Reino Unido aún, y Noruega aumentaron su peso relativo sobre las compras de extranjeros residentes hasta 2015, año en el que representaban un 58 % del total, reduciéndose algo esta cifra en los siguientes años, hasta el 53% en 2019.

No obstante, durante este período ha habido cambios por países dentro de este grupo. Por ejemplo, el peso relativo del Reino Unido disminuyó en 6 puntos porcentuales (pp) entre 2007 y 2019 —y representó el 8% del total de las compras de extranjeros residentes en 2019—, mientras que el peso relativo de países como Italia o Rumanía se incrementó hasta alcanzar el 8% y el 12%, respectivamente, del total de las compras de extranjeros residentes en 2019.

Entre los países no comunitarios, destacan Marruecos y China, con porcentajes respectivos del 14% y del 6% de las compras de extranjeros residentes en 2019. Por su parte, las compras totales realizadas por extranjeros procedentes del resto de los países de fuera de la Unión Europea son también significativas (27% en 2019).

Así, el stock de vivienda en manos de extranjeros residentes ha aumentado ininterrumpidamente desde 2007, y se ha acelerado desde 2014. Así, en 2019 las compras netas de los extranjeros residentes supusieron casi el 0,2% del stock de vivienda, casi tres veces más que en 2013. En 2019, los países comunitarios y Noruega representaron el 45 % de las compras netas, destacando en ellos el peso de Rumanía (15%) y de Italia (8%).

Caen la ventas por pandemia

Aunque el informe de BDE no tiene en cuenta los efectos de la pandemia, los datos presentados este martes por Registradores de la Propiedad, relativos al primer trimestre del año 2020 sí señalan que la compraventa de vivienda por parte de extranjeros se redujo un 12% durante el primer trimestre. Una caída, según ellos, que está en sintonía con el resto de indicadores postvirus.

No obstante, pese a este descenso, se ha producido un ligero aumento respecto al trimestre anterior, al pasar de las 14.000 transacciones a las 14.850. La demanda británica sigue liderando las transacciones, aunque registra un mínimo histórico en términos porcentuales (12,7%), lo que representa en torno a 1.900 compras.

Por rentas

En el informe se muestra que las compras de estos últimos proceden fundamentalmente de países europeos de rentas altas, mientras que entre las de los extranjeros residentes destacan las realizadas por países de los que España es receptor de inmigración, como Rumanía y Marruecos.

«Los extranjeros no residentes concentraron sus compras en las islas y en las provincias de la costa mediterránea, mientras que los residentes las distribuyeron más homogéneamente a lo largo del territorio español; pero no se encuentra evidencia estadística que apoye la hipótesis de que la inversión de los extranjeros no residentes ha contribuido por sí misma y de manera decisiva al aumento de los precios de la vivienda», precisan sus autores.

Sin embargo, el informe aduce que la elevada correlación entre el crecimiento de la población y el aumento de los precios de los inmuebles sugiere que el incremento de la población extranjera residente en determinadas provincias (en especial, las insulares) «habría contribuido a elevar los precios de la vivienda a través de su efecto sobre la demanda de inmuebles».

B-Exclusives

Latest news