InicioMercado"La digitaliz...

«La digitalización en el sector inmobiliario nos permitirá ser más eficientes»

La tendencia de digitalización del sector inmobiliario pasará, en los próximos años, por conocer la demanda del cliente y crear un producto a su medida, según señalaron expertos en una B-Talk organizada por brainsre.news.

Una fórmula para ser más eficientes y conocer mejor al cliente. Así definen los expertos que participaron en una nueva edición de los encuentros inmobiliarios B-Talk, organizada por Brainsre.news, sobre los Desafíos del prop-tech y las oportunidades para el sector inmobiliario.

Juan Manuel Borrás, director de operaciones de Culmia; Enrique Criado, country manager en España y Latinoamérica de PlanRadar; y Vicente Alemany, coordinador de innovación y marketing de Cushman & Wakefield, coincidieron en señalar que la digitalización en el sector inmobiliario permitirá ser más eficientes a la hora de poner en marcha proyectos como para gestionarlos.

Además, en el proceso, se buscará conocer al cliente y qué demanda, a través de los datos; y poder elaborar un producto a medida.

Esta digitalización en el sector, según el director de operaciones de Culmia, «aún es incipiente». Por su parte, Vicente Alemany cree: «La digitalización no cambiará el sector, cambiará a las personas». También, predice que la digitalización debe servir para optimizar procesos y reducir costes. Por ello, sugiere que el auge de las consultorías se debe a una demanda de información y de datos.

Juan Manuel Borrás señala unos retos concretos en materia de digitalización, que fueron secundados por el resto de ponentes: «Conseguir reservar una vivienda vía web, visitas virtuales, personalización de la vivienda online, conocer el producto que busca el público, conocer los consumos para mejorar la sostenibilidad y crear un hogar digital».

Uso de datos

El ejecutivo de Culmia cree que la transformación digital del sector incluye la gestión del dato para lograr una respuesta inmediata que actualmente exige el cliente, habituado a ello gracias a los servicios online mucho más extendidos en otros negocios.

«Se trata de usar el big data para agrupar la información y definir tendencias», comenta Alemany que también cree clave que para que funcione este proceso de digitalización en las compañías se debe apostar por la formación e implicación de toda la empresa.

Además, Borrás apunta la necesidad de interrelacionar los datos ya se están extrayendo del sector. «Lo que hace el arquitecto en BIN no se conecta con nuestros datos RP’s o a nivel comercialización con los RM’s. Hemos dado pasos y se están haciendo cosas, pero nuestro sector está menos digitalizado que otros como el del comercio».

La industrialización un foco de innovación

Dentro de las innovaciones del sector, una de las señaladas fue la vivienda industrializada. Esta fórmula constructiva surge como una necesidad dentro del sector inmobiliario. Juan Manuel Borrás afirma que «si seguimos construyendo de forma tradicional no somos eficientes».

Muy en la tónica, Enrique Criado asegura: «La industrialización va a provocar un replanteamiento del modelo de negocio de la construcción. Se trata de pasar de una cultura de la artesanía a cultura del producto, donde los nuevos modelos de gestión aportan valor añadido y lograr una reducción de costes».

El country manager de PlanRadar cree que en este nuevo modelo de construcción el director de calidad y el responsable de data serán una figura clave de las compañías. Además de generalizarse más entre grandes y pequeñas empresas. Esta figura será la encargada de «dictar como opera la compañía».

Borrás aseguró que la construcción industrializada permitirá fabricar en un entorno controlado con mejor calidad, menos accidentes y más plazos controlados. El director de operaciones de Culmia lo describió como los conceptos CCP y SS: «Calidad, coste y plazos; y sostenibilidad y seguridad».

La sostenibilidad, una obligación

Vicente Alemany afirma que la sostenibilidad «no es negociable». Los criterios sostenibles en las construcción y explotación de activos se ha convertido en una demanda de clientes, fondos de inversión e inversores.

También, señaló algunas de las propuestas que se habían puesto en marcha. «Medidas para reducir la huella de carbono, favorecer la luz natural, uso de energías renovables, creación de plazas de aparcamiento para coches eléctricos y reducir el consumo de agua», fueron los más destacadas.

Casos de éxito

Entre los casos de éxito de implantación digital en el sector inmobiliario, el responsable de Cushman & Wakefiel habló del plan puesto en marcha hace dos años un plan estratégico para incrementar las ventas en centros comerciales.

La clave del proyecto era lograr identificar a los clientes que visitaban estos centros. «Fue importante tener claro el objetivo y buscar las herramientas para lograrlo», señaló Alemany. El resultado fue una app de cada centro comercial con club de fidelización, creada con una base de datos con aquellos clientes que visitaban los activos. Se implantó en 12 y aunaron 213.000 clientes, el 50% de los que los visitan. Para lograr los objetivos, el representante de C&W insiste: «Debemos fijarnos en los consumidores y lo que demandan. Hay que elaborar una hoja de ruta y buscar soluciones». Este proceso de innovación comenzó antes de la pandemia, lo que les permitió, durante los meses de confinamiento, seguir en contacto con ellos.

La plataforma que ofrece la proptech Plan Radar busca solucionar los problemas de construcción in situ y durante la misma. De esta forma, agrupa la información del estado del proyecto, la documentación de construcción y la gestión de defectos. La empresa surge como «solución a promotores y constructores de mejorar sus proyectos para evitar fallos y retrasos», asegura su country manager en España.

B-Exclusives

Latest news