InicioMercadoLa construcci...

La construcción se hunde un 8% hasta marzo, una caída aún mayor que la del PIB

El Producto Interior Bruto (PIB) del país ha registrado una caída del 5,2% hasta marzo respecto al trimestre anterior, la mayor de la serie histórica, que comenzó en 1970. El dato sólo recoge los primeros 15 de confinamiento ya en marzo, pero la construcción se hunde un 8,1%.

edificio obras en construccion

El Producto Interior Bruto (PIB) del país ha registrado una caída del 5,2% desde enero a marzo respecto al trimestre anterior, la mayor de la serie histórica, que comenzó en 1970.

El dato, según el avance de Contabilidad Nacional Trimestral de España publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo recoge los primeros 15 de confinamiento ya en marzo, pero la construcción se hunde un 8,1%, una caída más acusada que el PIB, y que agrava el enfriamiento que la actividad acusaba. Las actividad inmobiliarias registran un descenso del 2,7%.

Captura 3
Fuente: INE.

De hecho, el INE advierte que la situación provocada por la COVID-19 en España y el impacto de las medidas adoptadas para la protección de la salud de la población desde el pasado mes de marzo introducen una dificultad extraordinaria para la medición de la evolución económica del conjunto del trimestre.

En términos interanuales, el PIB se contrajo un 4,1% en el primer trimestre de 2020, según el avance de Contabilidad Nacional del INE, frente al repunte del 1,8% del trimestre anterior.

Los datos son igual de preocupantes que los del resto del mundo: el PIB de Francia cae un 5,8%, y entra además en recesión técnica, porque venía de dos trimestres en negativo. Y Rstados Unidos registra un descenso superior al 4%.

En este caso, no se ha superado el mayor retroceso contabilizado hasta ahora, el del segundo trimestre del 2009, cuando la economía española se contrajo un 4,4% interanual.

La contribución de la demanda nacional a la variación interanual del PIB es de -4,3puntos, 5,6 puntos menos, mientras que la demanda externa aportó 0,2 puntos, tres décimas menos que el trimestre anterior. Comercio, transporte y hostelería registran un dramático descenso del -10,9%.

Puestos de trabajo

Los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, disminuyen un 1,9% respecto al trimestre anterior.

Esta variación es 2,8 puntos inferior a la del cuarto trimestre y se explica, según el INE, por el efecto combinado de la variación de las horas trabajadas y la reducción de la jornada media en puestos de trabajo a tiempo completo (-3,1%).

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, registra una variación del ─5,0% respecto del trimestre anterior. Esta tasa es de menor magnitud que la de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (del ─1,9%, lo que supone 2,8 puntos menos que en el cuarto trimestre) debido a la reducción que se observa en la jornadas medias a tiempo completo (─3,1%).

En términos interanuales, las horas trabajadas decrecen un -4,2%, tasa 5,6 puntos inferior a la del cuarto trimestre del 2019. Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo presentan una variación del -0,6%, 2,6 puntos menos que en el cuarto trimestre, lo que supone un descenso de 102.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año. La variación interanual del coste laboral unitario se sitúa este trimestre en el 5,8%.

IPC en negativo

La jornada trae más datos preocupantes. El índice de precios de consumo (IPC) se situó en abril en el -0,7% en tasa interanual, niveles no vistos desde el verano del 2016, por el descenso de los precios de los carburantes, mientras que repuntaron con fuerza los precios de los alimentos en medio de la pandemia del coronavirus.

Así, según el indicador adelantado publicado este jueves por el INE, junto al descenso de los carburantes destacó el comportamiento de los precios de los alimentos, cuya tasa anual ha pasado del 2,5% en marzo al 4% en abril.

El INE explica que la declaración del estado de alarma ha provocado una situación ‘inédita’ en la producción del IPC del mes de abril, ya que es la primera vez que una parte considerable de los bienes y servicios no están disponibles para su adquisición, o solo lo están a través de la web, y la recogida de los precios se ha tenido que realizar íntegramente por métodos telemáticos.

Con esta caída de siete décimas, el IPC interanual registra tres meses de retrocesos seguidos.

((Habrá ampliación))

B-Exclusives

Latest news