InicioCompañíasLa Audiencia ...

La Audiencia Nacional propone juzgar a la cúpula de Urbas por la ampliación de capital de 2015

El juez propone juzgar al actual presidente, al expresidente y a 14 personas más por supuestas irregularidades en la operación ejecutada por un importe de 384 millones de euros.

DSC03224

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha propuesto juzgar al presidente de Urbas Grupo Financiero, Juan Antonio Acedo, a su antecesor en el cargo, Juan Antonio Ibáñez, y a otras 14 personas físicas por presunta estafa y delito societario en la ampliación de capital de julio de 2015.

El auto, que también se dirige contra Urbas en calidad de persona jurídica, pone fin a la instrucción -iniciada en 2017- sobre las supuestas irregularidades en la operación ejecutada por un importe de 384 millones de euros, que se aportaron mediante activos “sobrevalorados” de Aldira Inversiones Inmobiliarias, según recoge el auto al que han accedido varios medios.

La ampliación tenía como objetivo absorber a Aldira, según explica el magistrado, una sociedad de “nueva creación titular de inmuebles adquiridos poco tiempo antes mediante aportaciones por otras sociedades” a través de una “adquisición inversa de combinaciones de negocio”.

En este proceso, “una parte significativa de los inmuebles fueron tasados por una sociedad” vinculada, y un “porcentaje superior al 70% de las nuevas acciones de Urbas correspondían a entidades vinculadas a los administradores”. 

Sobrevaloración de los inmuebles

En uno de los informes emitidos por el Consejo de Administración de cara a la ampliación de capital, prosigue Calama, se analizaba la situación de las sociedades integradas en Aldira, expresando “unas plusvalías no ajustadas a la realidad e injustificadas, que desvirtuaban completamente el sentido de la operación”.

El magistrado asegura que ve indicios de delito en la estrecha vinculación entre las mercantiles con carácter previo a su integración, ya que los accionistas mayoritarios de ambas son “las mismas personas”.

Tanto es así que muchos de los administradores que firman las cuentas anuales de Urbas de 2014 están vinculados con las sociedades aportantes a Aldira. De hecho, desde el mismo momento de su constitución, Aldira estuvo “total y permanentemente vinculada” a los socios mayoritarios y administradores de Urbas, que figura como administradora única desde el 24 de abril de 2015.

Ello se une la “grosera sobrevaloración” de los inmuebles contenida tanto en los informes emitidos por el Consejo de Administración de Urbas como de la firma asesora Grant Thorton, contra la que también se dirige el procedimiento.

Diversificación de su negocio

Recientemente, Urbas ha entrado en el negocio minero para diversificar sus ingresos. El grupo atraviesa una situación muy delicada y ha apostado por ampliar su negocio para salvarse. No obstante, no es la primera vez que apuesta por otros negocios en lugar del inmobiliario. 

En 2007, Urbas constituyó una sociedad conjunta con Arco 2000 e Hidroeléctrica del Carmen para la generación y distribución de electricidad en el sector de energías renovables y gestión de residuos. La sociedad, denominada GeoAtlanter, nació con un capital de 30.000 euros. Ahora, se gestiona bajo la iniciativa de Hidroeléctrica El Carmen con un capital social de más de 5 millones de euros.

Urbas Grupo Financiero cerró el primer trimestre de 2020 con un resultado neto de 1,1 millones de euros, lo que supone triplicar la cifra del mismo periodo de un año antes, gracias a la adquisición de la constructora vasca Murias en marzo.

La cifra de negocios de la compañía alcanzó los 3,1 millones de euros en los tres primeros meses del ejercicio, lo que supone multiplicar por 25 la lograda en el primer trimestre de 2019. Asimismo, presentó un beneficio bruto de explotación (EBITDA) de 1,8 millones de euros, un 62% más que en el mismo periodo del año anterior. 

B-Exclusives

Latest news