JLL vende su filial de valoraciones a ATValor

Está previsto que la operación de compra, de la que no se ha hecho público el importe, se formalice este mes.

La firma de tasaciones y valoraciones Agrupación Técnica del Valor (ATValor)  ha comprado a JJL España su filial JLL Valoraciones, especializada en el negocio de tasaciones inmobiliarias con finalidad ECO. La consultora seguirá operando en el negocio de valoraciones no hipotecarias (RICS).

JLL Valoraciones, titular del negocio de tasaciones inmobiliarias con finalidad EC, forma parte de la consultora desde 2014, y tuvo su origen en las sociedad Tasaciones Hipotecarias. En la actualidad cuenta con 56 empleados y ofrece sus servicios a clientes con perfiles similares y complementarios a los de ATValor.

Está previsto que la operación de compra, de la que no se ha hecho público el importe, se formalice este mes.

Proceso global

La combinación de ATValor y el Negocio de Valoraciones ECO que desarrolla JLL Valoraciones, “dará lugar a una compañía de Valoraciones, Tasaciones y Consultoría Inmobiliaria global e integrada con el objetivo de fortalecer aún más sus capacidades y su posición dentro del mercado español”; precisan desde la empresa.

La incorporación de la red de técnicos, técnicos de control y de los diferentes equipos multidisciplinares de JLL Valoraciones quedarán integrados en su totalidad a la estructura actual del Grupo ATValor.

“Estamos emocionados de dar la bienvenida a todo el equipo de tasaciones ECO de JLL a nuestra familia de ATValor. Su experiencia y capacidades técnicas contribuirán a la expansión de nuestro portfolio de servicios a incrementar la participación en el mercado de las Tasaciones Hipotecarias y de otras soluciones en crecimiento”, señala Ángeles Aguilar, CEO de ATValor.

En el sector de las valoraciones, la normativa ECO es de aplicación siempre que el valor de tasación se utilice para una de las finalidades establecidas en la normativa, Por su parte, las valoraciones RICS se realizan de acuerdo a los estándares contenidos en el “Libro Rojo” siendo su principal aplicación en la valoración de fondos e inversiones internacionales.

d="90374"]