InicioOficinasIWG estudia d...

IWG estudia declarar la insolvencia de Regus, su operador de coworking

Regus podría ser la última víctima de la crisis del coworking o alquiler de espacios de oficinas, producida por el auge del teletrabajo y el confinamiento por pandemia.

Regus 1024x576 1

La crisis mundial del Covid está perjudicando a toda la economía, y en particular sectores como los proveedores de pequeñas y medianas empresas. Así, el proveedor nortemericano de espacio de trabajo compartido IWG (IWG) baraja declarar a su subsidiaria con sede en Jersey, Regus, en insolvencia. 

En España, y según un informe de la consultora inmobiliaria JLL, la contratación de metros cuadrados de oficinas flexibles ha caído hasta los 7.862 metros en el primer semestre, lo que supone un 91% menos respecto al mismo periodo del año anterior.

IWG dice que ha recurrido a medidas de insolvencia porque “la pandemia de Covid-19 es un cisne negro y ha impactado severamente nuestro negocio y nos ha presentado desafíos imprevistos”. Aunque IWG no ha comentado cuánto ahorraría al presentar una solicitud de insolvencia para Regus, según The Times, la medida “liberaría a IWG por 790 millones de libras en contratos de arrendamiento, distribuidos en 500 propiedades”.

En el momento de sus resultados semestrales en agosto , el grupo advirtió sobre “una volatilidad significativa y una interrupción del negocio” que afectará el resto del año y potencialmente también el 2021, aunque afirmó que su cartera sería adecuada para un cambio de los centros de las ciudades hacia oficinas satélites en ubicaciones más suburbanas, alentado por los cambios de hábito de trabajo hacia el teletrabajo, con la pandemia. 

De hecho, el teletrabajo ha hecho caer un 38% el interés por vivir cerca de la oficina, y las empresas reducen un 30% la superficie de sus oficinas por el auge del teletrabajo.

Crisis del coworking

Su otro gran competidor, Wework, tampoco se ha librado de la crisis. Nueve meses después de que el grupo japonés SoftBank salvara a WeWork de la quiebra con un multimillonario rescate, la firma dice que espera alcanzar el beneficio operativo en 2021, un año antes de lo previsto.

Para dejar atrás los números rojos el grupo se ha desprendido de activos no estratégicos -como Flatiron School o la firma de software Teem-, ha renegociado el precio de alquileres y ha llevado a cabo duros recortes de plantilla. En concreto, según declaró al Financial Times el presidente ejecutivo de WeWork y CEO de SoftBank International, Marcelo Claure, WeWork ha prescindido de más de 8.000 empleados desde que estallara la crisis del grupo, lo que representa un 60% del total de 14.000 trabajadores que tenía la firma. Actualmente, son 5.600 personas las que conforman la plantilla de WeWork.

B-Exclusives

Latest news