InicioHotelesFuror hoteler...

Furor hotelero en 2022: la inversión en hoteles superará los 2.000 millones

El 84,5% de los hoteles españoles abrieron sus puertas en la temporada alta de este año, según Atlas Real Estate Analytics y Gesvalt.

La inversión hotelera superará los 2.000 millones en 2022

La inversión en hoteles se situará entre los 2.000 millones y los 2.500 millones de euros en 2022. Así lo ha asegurado Luis Martín, director corporativo de desarrollo de negocio en Gesvalt, durante la presentación del último informe de estado del sector hotelero en España de las consultoras Atlas Real Estate Analytics y Gesvalt.

Martín ha recordado que, en 2016, se invirtieron un total de 2.000 millones de euros; en 2017, 4.000 millones; en 2018, 5.000 millones, y en 2019, 2.500 millones. En 2020, la cifra cayó hasta los 1.000 millones. El directivo de Gesvalt ha asegurado que, para este año, se prevé una inversión de unos 2.500 millones. «Dudo que se lleguen a las cifras de 4.000 o 5.000 millones de hace unos años, pero tampoco estaremos en los 1.000 millones de 2020», ha afirmado.

En cuanto a las ciudades o zonas donde más se va a invertir, Daniel Bermúdez, COO de Atlas RE Analytics, ha explicado que «los inversores oportunistas se están centrando en las zonas de costa y en las principales localidades españolas: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga». «Esto es así por dos motivos: porque han sido las provincias más golpeadas, por lo que los inmuebles tienen mayores descuentos, y porque, a su vez, son las más atractivas», ha señalado.

En este sentido, Martín ha indicado que «la pandemia de coronavirus ha tenido un impacto enorme en el sector hotelero y ha reducido el interés inversor debido al riesgo generado; sin embargo, es necesario poner el foco en que los efectos no han sido iguales en las principales zonas turísticas y en otras más secundarias, por lo que en aquellas regiones con un menor flujo de turistas se podría producir una recuperación de la inversión mucho más lenta».

Caída de la ocupación y de los ingresos

Según los datos obtenidos por Atlas RE Analytics y Gesvalt, el 84,5% de los hoteles españoles (14.462 establecimientos) abrieron sus puertas en la temporada alta de este año, aunque sufrieron una caída del 25,1% en su ocupación (56% de media) respecto a 2019, antes del inicio de la pandemia de Covid-19. Además y a pesar de que recuperaron sus tarifas, sus ingresos por habitación disponible (RevPAR) bajaron cerca de un 26% respecto a hace dos años, hasta los 57,2 euros.

Cabe destacar que el 15,5% de los hoteles que permanecieron cerrados se concentran, principalmente, en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla, que protagonizarán las operaciones de compraventa los dos próximos años.

«Que el 85% de los hoteles hayan retomado su actividad es un dato optimista para el sector; no obstante, debemos prestar atención al 15% restante que no ha abierto sus puertas en temporada alta y que se localiza, principalmente, en grandes capitales», ha dicho Alejandro Bermúdez, CEO de Atlas RE Analytics, que ha apuntado que «la situación derivada de la pandemia plantea un escenario con potencial para el inversor interesado en las zonas ‘prime’, que han sentido más los efectos de la crisis y que registrarán más compraventas a lo largo de 2022 y 2023».

Evolución del sector

Sobre las previsiones de la evolución del sector, Atlas RE Analytics y Gesvalt esperan «una recuperación dispar en todo el territorio español a lo largo de este año y el próximo en lo que respecta al número de viajeros y las estancias medias».

Según el informe, esta evolución del número de turistas y pernoctaciones será más rápida en las zonas con un fuerte mercado de turismo interior, como Navarra o La Rioja, o que disponen de una combinación de turismo de sol y playa con turismo cultural, como Andalucía. «Estas zonas podrían llegar a lograr, en 2022, unos niveles de negocio similares o incluso superiores a los registrados antes de la pandemia», comentan desde Atlas RE Analytics y Gesvalt. Asimismo, otras regiones, como Canarias, se verán potenciadas por la recuperación del turismo internacional.

Por otro lado, la evolución de las tarifas se estima como positiva para el año que viene, alcanzando en la mayoría de las regiones datos de ingresos medios por habitación y de RevPAR iguales o superiores a los de 2019.

Daniel Bermúdez ha señalado que «los cambios de preferencias a la hora de elegir destino son uno de los principales factores que afectan a los ritmos de crecimiento». «De esta forma, los destinos de interior van a experimentar, hasta 2022, un crecimiento del 92,1% del RevPAR frente a 2020, mientras los destinos de sol y playa crecerán un 59,1%», ha concluido.

B-Exclusives

Latest news