InicioCompañíasIntu al borde...

Intu al borde de la quiebra ante la llegada del plazo final para refinanciar su deuda

La compañía británica solo tiene tres días para renegociar su deuda de 5.000 millones con las entidades bancarias, de no cumplir los requisitos de solvencia exigidos por estas irá a concurso de acreedores.

intu Costa del Sol barrios 1024x578 1

El grupo inmobiliario británico Intu Properties, dueño del 50% del centro comercial madrileño Xanadú, ha contratado a la consultora KPMG para que asuma la gestión de sus activos en caso de ir a concurso de acreedores esta semana, ante la cercanía del próximo final del plazo concedido por la banca para refinanciar su deuda, que asciende a cerca 5.000 millones de euros.

El próximo viernes 26 de junio es la fecha límite que tiene Intu para cumplir algunos requisitos de solvencia en sus préstamos. La pandemia del coronavirus ha afectado a los ingresos por alquiler en los centros comerciales del grupo, lo que hecho imposible satisfacer estas condiciones, por lo que los bancos podrían ejecutar las garantías de sus contratos.

La compañía, que lleva meses con dificultades financieras, anunció el pasado mes de mayo que no podrá cumplir con los requisitos de liquidez exigidos por sus bancos acreedores ante el próximo test de viabilidad. De no lograr el apoyo financiero, el dueño de centros comerciales en Reino Unido y España se vería abocado a la suspensión de pagos.

Intu está negociando con los bancos para que extiendan 15 meses el plazo para cumplir las exigencias de la financiación. «Pese a los progresos alcanzados con los prestamistas, Intu ha nombrado a KPMG en un plan de contingencia para la administración concursal. En caso de que Intu sea incapaz de alcanzar un acuerdo, es probable y cierto que otras sociedades centrales [del grupo] caerán en administración. En esta situación, todas las compañías propietarias de los activos serían requeridas para prefinanciar al administrador para que preste servicios centrales a los centros comerciales. Si el administrador no es pre-financiado, hay riesgo de que esos centros tengan que cerrar por un periodo», ha explicado la compañía en un comunicado.

En el caso de Xanadú, su estructura societaria y de financiación está fuera del grupo y en principio no tendría que ir a concurso. El otro 50% del capital es del fondo Nuveen Real Estate. Cuando Intu adquirió el complejo madrileño por 530 millones de euros hace tres años, alrededor de la mitad de la operación fue financiada con un préstamo de Santander, BBVA, Credit Agricole y CaixaBank.

En caso de concurso del grupo Intu, los administradores podrían tratar de vender el 50% de Xanadú para obtener fondos con los que repagar deuda a nivel de grupo. Nuveen tiene un derecho de compra preferente. Asimismo, Intu también tiene en desarrollo un proyecto de centro comercial en Málaga, que podría interesar a su socio Eurofund.

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow