InicioMercadoGilmar pronos...

Gilmar pronostica un endurecimiento del mercado para la venta de vivienda de nivel medio

Gilmar sede 1

“El mercado apunta a que seguirá estable en las zonas prime, mientras que en zonas ‘medias’ la profesionalidad de los agentes inmobiliarios marcará la diferencia cerrando las operaciones con éxito y todas las garantías”, precisan desde la agencia.

Para este 2020, los consejeros delegados de Gilmar, Manuel Marrón Fuertes y Jesús Gil Marín, confían en la profesionalidad del sector en general, y de la fuerza comercial de la compañía en particular en un análisis facilitado por la empresa, “para mantener -e incluso mejorar-las cifras que se han manejado durante el último año”.

“El mercado apunta a que seguirá estable en las zonas prime, mientras que en zonas ‘medias’la profesionalidad de los agentes inmobiliarios marcará la diferencia cerrando las operaciones con éxito y todas las garantías. El propietario que quiera vender su vivienda con garantías buscará a los mejores profesionales”, precisan los directivos. En cuanto a la obra nueva, el director del departamento de Promociones, Óscar Ochoa, destaca que el perfil del comprador se ha hecho más selectivo.

La incertidumbre generada en el mercado por la ausencia de Gobierno en España es la principal causa que parece haber ralentizado el ritmo de operaciones que se cerraron durante el primer semestre del año pasado, en opinión de la comercializadora.

No obstante, las previsiones de la compañía son optimistas, al informar de que seguirán inaugurando oficinas comerciales en España, “incorporando nuevas alianzas con las mejores inmobiliarias del mundo, y continuando el proceso de digitalización para estar más cerca y ser más útiles y ágiles en la relación con nuestros clientes”.

El director general, José Luis Pérez Cremades, ha explicado que 2019 se cerró en cifras parecidas a las del ‘excelente’ ejercicio de 2018. “En el último semestre del 2019 escuché muchos comentarios de que el mercado estaba decayendo, pero hemos superado de media los datos del último semestre del 2018”, aseguró.

Inversión y suelo

Según explica el director del departamento de Inversiones, José Manuel Zafra: “en la última semana de diciembre y la primera de enero, los inversores han retomado el interés en estudiar operaciones. La situación política ha paralizado el mercado en general, principalmente en el apartado de inversiones”. Zafra también ve el futuro más cercano con optimismo: “Para 2020, en contra de lo que pudiera parecer, nuestra previsión es muy positiva, tras la incertidumbre vivida durante los últimos seis meses. De momento, detectamos que el inversor vuelve a mostrar interés por las opciones que ofrece el mercado”.

Otro de los mercados que ha alcanzado protagonismo este último año ha sido el del suelo. Según explica Julio Quejido, responsable deldepartamento de Suelo de Gilmar, “hemos vivido una fase de agotamiento. Apenas quedan restos de suelo finalista a la venta en las zonas con mayor demanda, y resulta insuficiente en cuanto a la superficie para promover, o a unos precios muy elevados para conseguir un producto final con una rentabilidad lógica”. Para 2020, se prevé un período de regulación de precios en el poco suelo finalista que pueda quedar a la venta en las zonas demandadas.

Alquiler

Para la consultora, la tónica del mercado es la “fuerte subida de precios, tanto en el centro de las ciudades como en la periferia, donde se está desplazando en masa la demanda en busca de precios asequibles”, según explica la directora del departamento de Alquileres de Gilmar, Beatriz Alberte. “En la Comunidad de Madrid, la subida más fuerte se ha registrado en el distrito Centro (un 29,2%), seguido de Villaverde (18,3%), Arganzuela(17,7%), Salamanca (13,4%) o Carabanchel (11,7%). En nueve distritos, los alquileres son ahora un 10% más caros que hace un año, y lo que resulta también muy llamativo, en 39 municipios los precios se han incrementado también más del 10%”.

“Por tanto -añade Alberte-, en 2020 el mercado se comportará de forma muy diferente en los distintos distritos de una ciudad. Es muy probable que en las urbes antes citadas baje el precio en los barrios más céntricos y sobre todo los de alto standing. En cambio, continuará subiendo en los más alejados del centro, en los que habitan principalmente las familias con menor poder adquisitivo y donde la calidad de las viviendas es estándar. En resumen, se va a producir un cambio de tendencia. En consecuencia, las elevadas subidas del pasado dejarán paso a pequeñas bajadas en el futuro. El segmento que más sufrirá será el de las viviendas bien ubicadas y de alto standing, especialmente en las ciudades donde el precio ha subido mucho en el período 2014–19”.

B-Exclusives

Latest news