InicioCompañíasGilmar entra ...

Gilmar entra en el negocio de grandes operaciones y amplía su expansión internacional

Jesús Gil y Manuel Marrón, socios fundadores de la inmobiliaria, explican cómo su firma ha logrado cerrar 2020 con el mismo volumen de ingresos del año anterior mientras lanzan un nuevo servicio para grandes transacciones.

La inmobiliaria Gilmar, una de las firmas del sector con más historia en España, hace planes para seguir creciendo. El negocio de la compañía liderada por Jesús Gil Marín y Manuel Marrón ya se ha consolidado en varios mercados de España y además continúa su expansión fuera de nuestras fronteras.

“Siempre estamos abiertos para crecer, si se presenta una oportunidad de negocio a corto plazo, aunque ahora no esté entre nuestros planes, vamos a por ello”, explica Manuel Marrón, uno de los socios de Gilmar, a Brainsre.news.

Para 2021, Gilmar prevé iniciar pronto las obras de un edificio de oficinas en Arturo Soria para dar servicio a toda la zona. La compañía estima que abrirá sus puertas en el tercer trimestre del ejercicio. Además, la firma acaba de crear un departamento de Capital Markets para grandes operaciones, formado por un equipo muy especializado, según han señalado sus socios.

La pandemia no ha detenido los planes que tenía la inmobiliaria para 2020, de hecho, abrió dos nuevas oficinas: una en Málaga y otra en Madrid, en el Paseo de la Castellana.

“Afortunadamente, el Covid nos ha cogido preparados tecnológicamente y esto ha servido para poder mantener los niveles de facturación en 2020, pues nos ha permitido vender viviendas sin visitarlas”, ha asegurado Jesús Gil. Además, el empresario ha matizado que la crisis les ha hecho evolucionar.

Gilmar ha cerrado el ejercicio con prácticamente las mismas ventas que en 2019. Los socios han puntualizado que en los meses de confinamiento han bajado, pero que después hubo un repunte importante. En cuanto a los precios, han afirmado que ha habido rebajas puntuales, pero que en las zonas ‘prime’ se han mantenido estables.

Durante estos meses, la compañía ha aprovechado para intensificar las relaciones internacionales. De hecho, actualmente mantiene acuerdos con 24 países en todo el mundo y prevén seguir expandiendo su negocio.

Es un buen momento para invertir en ladrillo

Partiendo de la base de que la evolución de la pandemia va a marcar lo que pase en el mercado inmobiliario. Gil y Marrón coinciden en que “ahora mismo, la mejor inversión es el ladrillo, es mucho más segura y más versátil que cualquier otro tipo de inversión”. Argumentan que os tipos de interés están muy bajos y que un activos siempre da rentabilidad.

No obstante, los socios recalcan que los bancos han endurecido las condiciones para financiar compras, “los créditos ya no se dan tan alegremente, son más estrictos con los ingresos, garantías y tipo de contrato”, apunta Marrón.

En cuanto al mercado residencial, post-pandemia, desde Gimar resaltan que a raíz del Covid las tendencias han cambiado. “Muchos compradores ahora buscan casas más grandes y a las afueras de grandes ciudades”, puntualiza Marrón.

Por otra parte, aunque la compraventa de viviendas por parte de extranjeros ha bajado notablemente, principalmente en la costa y también en Madrid, los extranjeros siguen teniendo gran interés por adquirir segundas residencias en España. Entre las nacionalidades más interesadas están los suecos, belgas y noruegos.

Proyecto ‘Vente a vivir a un pueblo’

La salida de las grandes ciudades hacia la periferia o los pueblos es uno de cambios de tendencias que ha originado el Covid. En este sentido, Gilmar trabajando en un proyecto para repoblar los pueblos, llamado ‘Vente a vivir a un pueblo’.

El cometido de esta iniciativa es que jóvenes y familias mileuristas, a quienes cuesta cubrir los gastos diarios en las grandes ciudades, se muden a los pueblos. Según Jesús Gil, el proyecto es perfecto para los trabajadores que están teletrabajando, pero para los que no tienen esa posibilidad, la iniciativa también proporciona un empleo.

El proyecto cuenta con bolsa de trabajo y otra de vivienda y a medida que se vayan sumando más pueblos, se irán implementando más servicios como oficinas bancarias, farmacias, entre otros. “La vuelta a los pueblos es una tendencia y tiene mucho futuro”, ha afirmado Gil.

De momento, la iniciativa cuenta con casi 50 pueblos distribuidos por gran parte de la geografía española, principalmente en Galicia, Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha, entre otros.

B-Exclusives

Latest news