InicioTransaccionesFerrer vende ...

Ferrer vende el hotel Caprice Alcudia Port en Mallorca

Se trata de un establecimiento hotelero de cinco estrellas que cuenta con 66 habitaciones, piscina y spa, gastronomía de kilómetro cero.

La cadena balear Ferrer Hotels se desprende del hotel Caprice Alcudia y lo vende al Grupo Bordoy para poder continuar con sus planes de expansión, según informa Hosteltur.

Se trata de un establecimiento hotelero de cinco estrellas que cuenta con 66 habitaciones, piscina y spa. El hotel se encuentra a a 30 metros del centro histórico de Alcudia, en Mallorca.

Este hotel fue el primero que la compañía lanzó con Caprice, marca que se creó en su apuesta por el segmento de lujo y que añadió a su portfolio en julio de 2018, tras llevar a cabo una reforma total del antiguo hotel Ferrer Maristany.

El valor diferencial de la marca Caprice es el concepto ‘Loxury’ (término creado a partir de la unión de las palabras local y luxury). Son establecimientos orientados e inspirados al 100% en los destinos en los que se ubican.

La cartera de Ferrer Hotels

La gestora Formentor Capital está ultimando la compra de la cadena Ferrer Hotels, que cuenta con siete hoteles en las Islas Baleares. En la operación participaría junto a la Socimi Persépolis, señalan las fuentes citadas.

Los siete hoteles que conforman el portfolio de la cadena en las Islas Baleares operan bajo tres marcas: Caprice, (la más lujosa) que cuenta con un cinco estrellas ubicado en Mallorca; Ferrer, que tiene tres hoteles de cuatro estrellas en Mallorca y Menorca; y Lime, que posee tres apartahoteles en Mallorca.

Por su parte, Grupo Bordoy, es propietario de tres hoteles en la isla: el Hotel Continental de Palma, un establecimiento boutique en el centro de la ciudad; el Hotel Continental Don Antonio en Paguera y el Hotel Continental Valldemossa.

 

 

B-Exclusives

Latest news