Inicio Protagonistas Éxodo urbano

Éxodo urbano

Es un hecho más que constatado, nuevos tiempos siempre generan nuevas tendencias; y eso es lo que ahora está ocurriendo en numerosos aspectos de nuestra vida. El mundo ha cambiado de forma radical e impone otras normas muy distintas a las que, hasta hace poco, imperaban y marcaban pautas. El sector inmobiliario no iba a ser una excepción.

Instalarse en los grandes núcleos de población, mantener un estilo de vida 100% urbanita, tener una vivienda cuanto más en el centro del casco urbano mejor, o arañar esos pocos metros extras al balcón del inmueble para conseguir un salón o un dormitorio más amplio, han sido en los últimos decenios planteamientos de lo más frecuente y un deseo muy destacado en un alto porcentaje de nuestros ciudadanos.

Sin embargo, hoy en día el panorama que afrontamos viene condicionado por una realidad, cruda e implacable, que aconseja distanciamiento social y espacios amplios y poco poblados al aire libre como la mejor alternativa para estar seguros y a salvo; dos requisitos que chocan frontalmente con las citadas preferencias.

Y sí, en ese anhelo de seguridad que ahora todos tenemos frente a la pandemia, muchos han empezado a buscar otros modos de vida y otros lugares en los que residir que ofrezcan precisamente eso: distanciamiento social y espacios seguros al aire libre, algo que dentro de las ciudades es mucho más difícil de alcanzar.

En línea con esta demanda, un porcentaje ya considerable de los que estaban buscando un hogar han dado un giro de 180 grados y han pasado de intentar comprar o alquilar una vivienda en el casco urbano, lo más céntrica posible y con el máximo de metros útiles que ésta pudiera ofrecer, a interesarse por inmuebles en zonas o poblaciones rurales, con un índice de densidad de habitantes mucho menor, y, a ser posible, que cuenten con una pequeña parcela o jardín propio.

Pero no sólo esto, también se está generando una interesante cuota de mercado en un grupo de ciudadanos que no se planteaban ni a corto ni a medio plazo un cambio de domicilio, pero que -ahora-, ante la perspectiva de proyección de la plaga que nos asola, que puede ser más larga de lo esperado en un primer momento, han decidido abandonar su núcleo urbano de residencia para trasladarse a zonas más alejadas y con menos vecinos.

Esta tendencia, que viene corroborada por otros datos, como el hecho de que se estén reabriendo algunas escuelas rurales que llevaban cerradas numerosos años (incluso decenios) o el de que desde pequeños centros de salud de localidades muy reducidas se esté solicitando el refuerzo y la ampliación de los servicios dispensados, dado el aumento de la población en sus zonas, puede suponer el inicio de un pequeño éxodo urbano que ponga en valor espacios que para muchos estaban olvidados o catalogados como pobres en el nivel de lo que podían ofrecer y que, en realidad, pueden aportar un alto nivel en calidad de vida, más pausado y más cercano a los entornos naturales.

El tiempo será el encargado de dictaminar si esto va a ser o no una realidad y si el aumento en la demanda de viviendas en zonas rurales y alejadas de los núcleos urbanos y sus cinturones se va a consolidar pasado un tiempo y superada la actual crisis sanitaria.

En todo caso, a día de hoy sí que es un hecho que indudablemente está incidiendo en el mercado el que la vivienda rural, hasta ahora considerada en parte como un producto pobre y con poco tirón, viene marcando tendencia, y por ello es muy conveniente que los agentes que no hayan tocado con anterioridad esta tipología de inmueble y que estén interesados en entrar en este nicho de trabajo en expansión, hagan los deberes y se empleen a fondo en dominar al detalle la idiosincrasia del producto que manejan en todos sus niveles (ya que pueden plantearse enormes diferencias entre los requisitos de gestión de un ático en el centro de la ciudad o los de una vivienda unifamiliar con parcela jardín en un carril de huerta, por ejemplo).

Ciertamente, y en contra de lo que a primera vista se pueda pensar, un buen agente inmobiliario con lo que realmente trabaja es con personas y no con inmuebles, ya que su cometido es asesorar a sus clientes del mejor modo posible, preocupándose por conocer cuáles son sus deseos, sus requerimientos y sus necesidades reales, para así poder asistirlos y acompañarlos durante todo el complejo proceso que supone una transacción inmobiliaria; precisamente por todo ello, el buen profesional debe esforzarse siempre en conocer todas las características y peculiaridades concernientes a la tipología de inmueble cuya gestión o búsqueda se le encomiende, así como también todas las que definen y perfilan el entorno propio de ubicación de éste, ya que sólo de esta manera podrá prestarle a su cliente un servicio satisfactorio y de calidad. En esta línea, el mundo rural tiene mucho que ofrecer y mucho que enseñar.

            ¿Acaso tendremos por fin la suerte de tener que prepararnos para una revolución verde?

B-Exclusives

Así está el negocio de las residencias de ancianos en España

En España, hay 363.581 camas en residencias de ancianos, que están distribuidas de manera asimétrica. La provincia de Barcelona presenta una escasez de 11.124 unidades; mientras que Madrid necesita incorporar 5.220 camas más a su oferta.

Así está el barrio más dinámico de Madrid tras el Covid

Tetuán se ha situado como uno de los barrios con más demanda en Madrid capital, gracias a sus precios y la irrupción de nuevos proyectos. Sin embargo, el coronavirus ha lastrado este mercado, sobre todo, en alquiler.

Los promotores prevén entregar 20.500 viviendas nuevas antes de 2021

En los apenas tres meses que restan de ejercicio, las promotoras estiman finalizar 20.551 viviendas en España, distribuidas en 1.061 promociones, varias de ellas de cientos de unidades.

El envejecimiento de la población española, un filón de oro para el sector inmobiliario

En 2050, la población de más de 64 años supondrá el 31,4% del total de residentes en España por envejecimiento y mayor esperanza de vida, que duplicará la oferta de residencias de mayores.

Latest news

Prologis completa su macroventa logística a Blackstone en UK por 524 millones

La mayoría de los 22 edificios que componen la cartera comprada por 524 millones de euros, fueron adquiridos a Liberty Property Trust después de que Prologis adquiriera la empresa en febrero.

El sector logístico de Málaga acapara el interés de fondos y promotores especializados

El stock logístico actual, con alrededor de 525.000 m2, crecerá en los próximos dos años en Málaga capital con más de 80.000 m2 contratados mediante la fórmula del ‘llave en mano’.

Libra GP impulsa en Valladolid la adquisición de vivienda en régimen de cooperativa

La compañía tiene previsto entregar 226 viviendas en Valladolid hasta 2022.

Aena fija para 2021 la búsqueda de socios para su plan inmobiliario

El gestor retoma los concursos para desarrollar el plan inmobiliario de los aeropuertos de Barajas (Madrid) y El Prat (Barcelona) tras el retraso generado por la pandemia.