InicioResidencialEspaña remite...

España remite a la Unión Europea el nuevo plan para rehabilitar 1,2 millones de viviendas

El objetivo que plantea la estrategia presentada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es reducir en un 36,6% el consumo de energía final del sector de la edificación de cara a 2050.

shutterstock 351070487

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha remitido a la Comisión Europea la nueva actualización de la ‘Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España’.

Este plan establece una hoja de ruta con escenarios de intervención, medidas e indicadores de progreso, para la rehabilitación del parque edificado, la transformación económicamente rentable de los edificios existentes y la descarbonización del sector en 2050.

La apuesta por la rehabilitación energética de la edificación es uno de los objetivos fundamentales de la UE, como queda reflejado en el ‘Green Deal'(Pacto Verde) que la Comisión Europea presentó a principios de año, en el que la iniciativa “Renovation Wave” tiene un papel protagonista.

En este sentido, el sector de la edificación en su conjunto supuso aproximadamente el 30% del consumo de energía en España en 2018 -último año del que se disponen datos-. El peso de la edificación residencial fue del 17,1% y el del terciario del 12,4%.

Objetivos del plan

Los contenidos de la estrategia están alineados con otros planes y estrategias desarrollados a nivel nacional y específicamente con el Plan Nacional de Energía y Clima, que define para todos los sectores los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de penetración de energías renovables y de eficiencia energética.

Otro de los objetivos es reducir en 36,6% el consumo de energía final del sector de la edificación en 2050 respecto al consumo actual, pasando de los 304.276 GWh actuales (67% corresponden al sector residencial y el 33% restante al sector terciario) a 192.728 GWh en 2050, y que el consumo de energía procedente de fuentes fósiles se reduzca a prácticamente cero en 2050.

Mientras que la meta en 2030 es disminuir el consumo de energía final en el sector residencial en 26.394 GWh, reduciendo el consumo correspondiente a los usos térmicos (calefacción y ACS) en 21.910 GWh. El escenario base planteado implica la rehabilitación de 1,2 millones de viviendas y la sustitución de más de 3,5 millones de sistemas de calefacción y ACS, con una inversión total de 25.951 millones de euro

B-Exclusives

Latest news