InicioResidencialEspaña, el se...

España, el segundo país de Europa donde más bajará la vivienda, según S&P

El precio de la vivienda caerá en España un 1,4% este año, pero retomará las subidas a partir de 2021, cuando se prevé que aumente un 1,8%.

edificios vivienda Madrid fuente shutterstock 1024x683 1

El precio de la vivienda en España descenderá un 1,4% durante 2020 por la caída del turismo y la incertidumbre provocada por la crisis sanitaria, según se desprende de un informe sobre el mercado inmobiliario europeo realizado por la agencia de calificación Standard & Poor’s.

Además de España, los únicos países europeos en los que descenderá el precio de los activos residenciales este año son Irlanda y Portugal, con un descenso del 1,6% y el 0,6%, respectivamente.

No obstante, según la previsión de S&P, los precios crecerán en España un 1,8% en 2021. Mientras que en Portugal se elevarán un 1,2% y en Irlanda sufrirán un retroceso del 1,1%.

El sector residencial de España y Portugal está más orientado que en otros países hacia la industria del turismo, de ahí, el ajuste de precios. “La temporada turística muy baja de este año y la elevada incertidumbre sobre la situación sanitaria próxima han afectado de forma adversa a la demanda de vivienda y los precios“, han apuntado los economistas de S&P Marion Amiot y Boris S. Glass.

Para el conjunto de la eurozona, la firma de calificación estima que los precios seguirán creciendo porque los ingresos de los consumidores no han caído tanto como en la crisis de 2008 gracias a las redes de seguridad, el elevado ahorro que se produjo durante los meses de confinamiento y al impacto en el coste de las hipotecas como consecuencia de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

En concreto, entre marzo y mayo, se firmaron préstamos para viviendas por valor de 30.000 millones de euros en la eurozona.

Fondos de inversión

Por otro lado, S&P también ve cierto grado de interés por parte de los compradores en adquirir viviendas más grandes, algo que relaciona con el hecho de haber pasado más tiempo en casa, así como por la implementación del teletrabajo.

Por otro lado, Amiot y Glass han explicado que los inversores también se han volcado en el mercado inmobiliario en busca de rendimientos.

Los fondos de inversión inmobiliaria han registrado flujos de entrada netos por valor de 11.000 millones de euros entre marzo y mayo. Mientras que los fondos de renta fija han observado salidas por valor de 88.000 millones de euros.

“El retorno a los niveles de actividad económica previos a la pandemia y la normalización de la situación sanitaria deberían ayudar a una recuperación sostenible en empleos y empresas, elevando a su vez las perspectivas de compra de vivienda y, con ellas, los precios”, han asegurado los economistas de S&P.

B-Exclusives

Latest news