InicioAlquilerEspaña cuenta...

España cuenta con la mayor tasa de esfuerzo para pagar el alquiler de Europa

Unos 700.000 hogares españoles con bajos ingresos destinan casi un 40% de su renta disponible a pagar el alquiler de la vivienda; mientras que en Alemania este porcentaje se sitúa en el 28%.

En España, el parque de alquiler social supone el 1,1% del stock total; mientras que esta media roza el 40% en otros países europeos. Asimismo, es uno de los estados que tiene mayor dificultad para adquirir o arrendar una vivienda.

En este sentido, el catedrático de Economía Aplicada por la UAB Josep Oliver ha asegurado que los principales problemas de acceso a la vivienda tanto en propiedad como en alquiler en España podrían solucionarse ayudas directas a los inquilinos con menos recursos y mayor colaboración público-privado.

El catedrático ha expuesto, durante el evento ‘European Residential Rental Market’, organizado por Anticipa Real Estate y ESADE Alumni, que unos 700.000 hogares españoles con bajos ingresos destinan cerca de un 40% de su renta disponible a pagar el alquiler de la vivienda. Este porcentaje se sitúa por muy por encima de la media registrada en Alemania (28%), Francia (29%) o Italia (34%).

Teniendo en cuenta los ingresos absolutos por hogar, se estima que 500.000 hogares que en 2019 ingresaban menos de 1.000 euros al mes dedicaban cerca del 45% de su renta a pagar el alquiler, y más del 32% si los ingresos se encontraban entre los 1.000 y los 1.499 euros.

El escenario podría empeorar

En este sentido, Josep Oliver ha alertado de que las dificultades para pagar una vivienda en régimen de alquiler podría empeorar este año, debido a que la pandemia ha dejado sin empleo o ha provocado una caída importante de los ingresos de las personas con las rentas más bajas.

Según el catedrático, esto se debe a que la baja oferta de vivienda en alquiler y la gran demanda existente dejan fuera del mercado a las familias con menos recursos.

Además, aquí también juega un papel muy importante el escaso parque de alquiler social en España, que supone el 1,1% del stock total. Esta cifra contrasta con la media de otros países europeos como Países Bajos o Francia, donde la vivienda publica en alquiler representa un 38% y 14% del parque total, respectivamente.

Soluciones de otros países

Para solventar el problema, Josep Oliver ha apuntado que España debe tener en cuenta que su punto de partida no es como el del resto de países europeos, puesto que su parque social es más pobre.

En este contexto, Oliver propone ayudas mensuales directas a las 700.000 familias con menos recursos, para reducir la tasa de esfuerzo en el corto plazo. Y afirma que el coste fiscal anual de esta medida sería de entre 700.000 euros y 1,5 millones para la administración.

Además, aboga por la colaboración público-privada y un programa parecido al de Portugal, es decir, que incluya incentivos fiscales. El experto matiza que “un esquema similar sería beneficioso para el inquilino, el propietario y las Administraciones Públicas”, puesto que implica reducciones de precios y mejoras fiscales en las zonas tensionadas.

Oliver lo ha querido contextualizar con un ejemplo en el mercado español y ha dicho que “una reducción del 20% de los precios en Barcelona y un aumento de la deducción de la renta neta del alquiler hoy existente -del 60% actual al 100%- supondría, para 30.000 viviendas en alquiler, un coste fiscal por año de unos 350 millones de euros”.

B-Exclusives

Latest news