InicioB-ExclusivasEn Barcelona ...

En Barcelona ya no ‘vuelan’ los alquileres: aumenta el tiempo para encontrar inquilino

Los pisos en Barcelona han pasado de alquilarse en apenas mes y medio, a situarse en 2,2 meses, según Brainsre, sin embargo, sigue siendo una de las ciudades más líquidas del país.

shutterstock 506026303

Es una de las zonas con más demanda residencial, especialmente en alquiler. Barcelona se ha erigido como un polo de atracción de multitud de empresas internacionales que instalan allí sus sedes y con ellas a sus empleados que buscan un nuevo hogar en la Ciudad Condal.

Por ello, la capital catalana contaba con uno de los tiempos de publicación de los anuncios de viviendas más bajos de España. Así, en marzo, la media de una publicación de un inmueble en alquiler era apenas mes y medio, según los datos recogidos por la plataforma de big data inmobiliario Brainsre. Ahora, y tras una dura pandemia de por medio, los tiempos de publicación de los pisos en alquiler se han dilatado considerablemente hasta los 2,2 meses.

tiempo de publicacin 7
Fuente: Brainsre.

No obstante, el periodo que un piso pasa en el mercado hasta que encuentra inquilino fue de media en España 2,3 meses, situando a la capital catalana como una de las urbes más líquidas del país. En el caso de los unifamiliares, se tarda de media 3,2 meses, según los anuncios consultados por Brainsre de centenares de portales inmobiliarios.

Nou Barris y San Andrés, donde antes se alquilan

En el tercer trimestre del año, los distritos más líquidos dentro del municipio fueron Nou Barris y San Andrés, con un tiempo de publicación de alquiler de 1,5 y 1,8 meses respectivamente.

Por contra, Sarriá & San Gervasio y Ciutat Vella se posicionaron como los barrios en los que el tiempo de alquiler de una vivienda fue más dilatado, con un tiempo medio de publicación de 2,6 y 2,4 meses respectivamente.

«Con ello se demuestra una vez más que el producto más caro tarda más en encontrar un inquilino mientras que el más asequible permanece menos tiempo en el mercado», señala María Moreno, data scientist de Brainsre.

Estructura del mercado de alquiler

En España, apenas el 17,44% del producto en el mercado era para alquiler, mientras que el producto en venta, con tiempos de publicación más dilatados, copó un 82,5% de cuota de mercado.

En Barcelona, el peso del alquiler sobre el producto de compraventa es mayor que en el resto de España gracias a ser unos de los mercados de renta más activos del país. Registró una cuota de mercado de alquiler del 21% en Cataluña en general pero en el caso de Barcelona, alcanza el 54%. «Y es probable que se incremente aún más en los próximos meses con la transformación de muchas viviendas de alquiler vacacional, afectadas por la crisis del coronavirus y la restricción de movilidad, en alquiler tradicional», subraya Moreno.

Dentro de los límites municipales, Gracia y Ciutat Vella fueron los distritos donde el mercado de alquiler tuvo un mayor peso dentro del mercado de vivienda, con una cuota de mercado de más del 60%.

«Estos y otros distritos con el precio per cápita más elevados como Sarriá & San Gervasio y Corts, fue donde el mercado de renta tiene más peso gracias a una demanda y a una rotación mucho mayor que la existente en los distritos localizados al norte de la ciudad. Son distritos céntricos muy atractivos para el inversor en alquiler por un bajo riesgo, alta y constante demanda y el fuerte crecimiento de rentas que han sufrido en los últimos años, por ello abunda este tipo de producto», subraya la data scientist de Brainsre.

Por el contrario, Nou Barris y San Andrés, donde el mercado de alquiler tan solo supone entre un 24% y un 31% de la oferta existente, fueron los distritos donde la oferta de vivienda en alquiler es más baja en valores absolutos.

Alquiler en manos de agentes inmobiliarios

En cuanto a la gestión de los activos en alquiler en el mercado, se observa que hay un alto grado de profesionalización a nivel nacional, con un 84,6% del producto en manos de agentes inmobiliarios.

Barcelona cuenta con un nivel de profesionalización superior, con un 91% de cuota de mercado en manos de profesionales y un 9% en manos de particulares. «Madrid, por el contrario, tiene un grado de profesionalización inferior, de un 79%, pero se aprecia que en las grandes urbes españolas todavía existe un amplio rango de producto particular con posibilidad de captación por los agentes inmobiliarios», comenta María Moreno.

En el caso de Barcelona, prácticamente todos los distritos cuentan con el mismo grado de profesionalización, ya que están en un rango que oscila entre el 86% y el 94%. Los distritos que contaron con un mayor grado de profesionalización fueron Sarriá & San Gervasio y Ensanche. Aquellos que registraron un porcentaje menor de la oferta existente en manos de profesionales fueron San Andrés y Horta & Guinardó.

Si es usted inversor o profesional del sector inmobiliario y quiere tener acceso de forma gratuita a Brainsre, solicite aquí su clave de acceso: https://free.brainsre.com/#/register

B-Exclusives

Latest news