InicioResidencialEl virus hará...

El virus hará desaparecer la demanda de vivienda, advierten los agentes inmobiliarios

A pesar de que hay ciertos indicios de recuperación, el traslado de la crisis al mercado de la vivienda reducirá un 25% las transacciones residenciales y los precios.

vivienda edificio alquiler fuente shutterstock

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Barcelona y la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC), analizaron este martes, en una conferencia online, cómo ha afectado a las compraventas inmobiliarias la Covid-19, durante el segundo trimestre de 2020 en Cataluña, con algunas menciones al panorama general y macroeconómico.

En esta línea, Vicenç Hernández, economista y CEO de Tecnotramit, aventuró que a pesar de que hay ciertos indicios de recuperación, el traslado de la crisis al mercado de la vivienda reducirá un 25% las transacciones residenciales y los precios, hasta un 8% de media. «El virus retrasará las decisiones de compra entre 6 y 9 meses, y hay que contar con parte de desaparición de la demanda, una vez que el aumento del desempleo empiece a concretarse»; precisó.

El CEO de Tecnotramit avanzó que la vuelta del sector a la normalidad no se producirá hasta finales de 2021, por el decalaje que se produce entre el endurecimiento de la economía, y el trasvase al mercado de la vivienda. De hecho, el INE ha señalado este martes también que el Índice de Precios de Vivienda (IPV) se ha situado en el 2,1% en el segundo trimestre, lo que supone un aumento del 0,1% respecto al trimestre anterior, pero un descenso de un punto en tasa interanual.

Y es que el consejero delegado de Gamerin y encargado de presentar los datos de un estudio específico del mercado catalán para los APIs, Luis Fabra, ha explicado que el sector “ha aguantado cinco asaltos con una mano ligada a la espalda”, en referencia al segundo trimestre del año, con el confinamiento plenamente instalado y sin posibilidad de trabajar con visitas y trámites presenciales.

Así, durante el segundo trimestre se vendieron y compraron 12.973 viviendas en la comunidad autónoma, un 36,9% menos que un año atrás según los datos presentados. Y la tendencia sigue; durante julio, la contracción se mantuvo en el 36%, constatando la cifra ofrecida por los registradores hace unos días.

Una vez más, la vivienda de segunda mano ha sido la más afectada, con una caída interanual del 38,2%, hasta registrar 10.918 transacciones. Por su parte, el precio de la vivienda de obra nueva se ha contraído un 29,4%, hasta 2.055 activos.

«La normalidad es cerrar unas diez viviendas por cada mil habitantes al año y actualmente está en 9,4 viviendas por cada mil habitantes; tardaremos trimestres en recuperar la normalidad”, pronosticó el experto.

Con este panorama, cobra cada vez más fuerza la opción del alquiler. Según los datos recabados por la plataforma de Big Data inmobiliario Brains REen los municipios con más de un millón de habitantes, la tasa de esfuerzo tanto de venta como de alquiler se duplica en comparación con los municipios más pequeños y el sobreesfuerzo del arrendamiento se dispara, pasando del 7,6% que supone en las localidades de menos de 1.000 habitantes al 18,7% que supone en las grandes urbes, donde se concentra la mayoría de la población debido a la mayor oferta de empleo y servicios.

B-Exclusives

Latest news