Inicio Coronavirus El sector tur...

El sector turístico alerta: podría perder 62.400 millones si la crisis del coronavirus se alarga

La actividad relacionada con el turismo ha sufrido una gran parálisis como consecuencia de la pandemia: restricciones de movimientos de personas, cierre de hoteles, ERTEs, cancelaciones masivas de alojamientos, eventos y vuelos.

El año pasado, España logró su séptimo récord consecutivo de visitantes al recibir 83,7 millones de turistas, un 1,1% más que en 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, parece que esta marca podría romperse este ejercicio por la paralización de la actividad del sector turístico como consecuencia del coronavirus. Los actores de este segmento de la economía, cuyo PIB representa el 12% del global, alertan de que las medidas adoptadas por el Gobierno son «insuficientes» y que esto pasará factura.

Efectos de las medidas en el sector turístico

El sector turístico ha sido uno de los más castigados por la pandemia: restricciones de movimientos de personas, cierre escalonado de fronteras, ERTEs, cancelaciones masivas de alojamientos, de programas como el Imserso, de eventos y vuelos y, finalmente, el cierre obligatorio de hoteles y todo tipo alojamientos turísticos. Para paliar los estragos, el pasado 12 de marzo, el Gobierno anunció una batería de medidas mediante un decreto-ley. Entre ellas, aprobó una línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 400 millones de euros para empresas del transporte y la hostelería; mientra que a los fijos discontinuos se amplían las bonificaciones a la Seguridad Social.

Una de las consecuencias de esta parálisis es que las ventas en el turismo cayeron un 87,3% en los primeros 17 días de marzo, según una encuesta confidencial de la alianza para la excelencia turística (Exceltur) a la que ha tenido acceso Brainsre.news.

La patronal baraja diferentes escenarios y cifras en función de la duración de la crisis que ha provocado el Covid-19. El marco más positivo calcula que la crisis dure sólo hasta que concluya abril, así las pérdidas serían de 19.516 millones de euros. Si la crisis se alargase dos meses más -hasta finales de junio- entonces el sector podría perder más de 39.000 millones y estarían en riesgo unos 350.000 puestos de trabajo la mayoría afectados por ERTEs, se iría a pique la temporada estival; pero habría posibilidad de salvar parte del verano. Por último, hay un tercer escenario, peor que los anteriores, en el que esta situación se podría alargar seis meses –hasta finales de agosto- y el impacto sería de unos 62.400 millones de euros. Si esto pasase, se perdería casi un tercio de los ingresos del turismo previstos antes del Covid-19.

“La partida destinada al sector turístico de 400 millones de euros es ridícula en comparación con el volumen del problema”, ha explicado Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), quien también ha señalado que el Ejecutivo “no ha entendido la magnitud de la crisis económica que está generando ya la afección del coronavirus Covid-19”.

El sector mantiene que todavía es difícil calcular el impacto total de la crisis, ya que se desconoce cuánto podría prolongarse en el tiempo el estado de alarma y el confinamiento de los ciudadanos. No obstante, el Consejo Español de Turismo, organismo que depende del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha cifrado en 73 millones de euros el impacto económico en el mercado español de las anulaciones de las reservas por la pandemia, según informa a Brainsre.news la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) que forma parte de este consejo.

El presidente de la patronal, Tolo Gomila, ha asegurado en una entrevista con Brainsre.news que esto va a provocar en el sector una «pérdida de liquidez muy importante» y que las medidas aprobadas por el Gobierno para este segmento de la economía son «insuficientes». Asimismo, Gomila asegura el sector de los pisos turísticos acumula unas pérdidas de 260 millones.

Cierre de hoteles y alojamientos turísticos

El pasado 19 de marzo, el Ministerio de Sanidad aprobó el cierre de todos los hoteles y alojamientos turísticos en el plazo máximo de una semana, como complemento a las medidas ya adoptadas para detener la expansión del coronavirus. El Ministerio publicó esta norma en un Boletín Oficial del Estado (BOE) extraordinario. Por lo tanto todo tipo de alojamientos turísticos del país tiene como fecha límite este jueves 26 de marzo para cesar su actividad.

De las cinco grandes cadenas hoteleras -Meliá, NH, Iberostar, Barceló y RIU-, las más perjudicadas por el número de establecimientos que van a tener que cerrar en España son Meliá, con 140 hoteles, un 40% de los 350 que tiene en todo el mundo, y NH, con 99 hoteles, un 27% de sus 370 inmuebles. La cadena Meliá ha explicado a través de la CNMV que «hasta día 31 de marzo del 2020, todas las tarifas a la venta son cancelables sin coste. La cancelación puede hacerse entre uno y siete días antes de la fecha de la entrada». Asimismo, la compañía informaba del cierre de cinco hoteles en Italia -cuatro en Milán y uno en Roma-, cinco en Alemania, dos en Shanghái (China), uno en Praga (República Checa) y otro eh Hanoi (Vietnam).

NH Hoteles también ha tomado medidas para abordar la situación. La cadena ha puesto en marcha un ERTE, ha puesto a disposición de Sanidad varios de sus establecimientos, mientras plantea nuevas condiciones de pago a los propietarios de sus hoteles. «Se han llevado y se siguen llevando a cabo negociaciones con propietarios de hoteles por todas las geografías para minimizar el impacto de los arrendamientos y se están manteniendo conversaciones con proveedores para reducir los gastos de aprovisionamiento, además de renegociaciones para alcanzar mejores condiciones de pago», aseguró ayer NH a través de un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNMV).

El expediente temporal de regulación de empleo afectará a su plantilla en España donde la obligatoriedad de paralizar la actividad hotelera ha supuesto el cierre del 90% de los hoteles, mismo porcentaje en el que se ha visto afectado el mercado italiano y en torno al 50% en el resto los hoteles en Europa, señalan desde la compañía. «Afectará a personal de hoteles y de servicios centrales, cuya ocupación se ha visto significativamente limitada por la paralización de gran parte de la operativa».

Por su parte, cadena de hoteles RIU, que ha creado un gabinete de crisis para abordar esta situación, ha explicado a Brainsre.news que todos los hoteles de España están cerrados. «Además, se están cerrando escalonadamente los alojamientos que tenemos en otros destinos como México, Jamaica, Panamá, Aruba, entre otros», asegura la firma. No obstante, desde el grupo matizan que en todos sus hoteles habrá «empleados de dirección, servicios técnicos, jardinería y seguridad. De esta manera nos aseguramos de que cada hotel está en perfecto estado para abrir de inmediato en cuanto la situación lo permita». 

En los último días, algunos alojamientos han cambiado su actividad y se han convertido en hoteles medicalizados. En total, la Comunidad de Madrid habilitará 40 hoteles con una capacidad de 9.000 camas pacientes, que ha puesto a su disposición la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid. El primero de toda España se abrió el pasado jueves 19, el Ayre Gran Hotel Colón, para descargar los hospitales Gregorio Marañón, Infanta Leonor y La Princesa, en Madrid capital. El sábado lo hizo el Marriott Auditorium, para los pacientes de los hospitales de la zona del Corredor de Henares, a esto se seguirán sumando más próximamente.

En este sentido, Andrea Rodríguez, socio director en Aura REE, asegura que el sector será uno más damnificados de la crisis y se enfrenta a un episodio sin precedentes: turismo cero. «Las compañías hoteleras están enfrentándose a una cascada de cancelaciones que amenaza su liquidez en el corto plazo. Además, el cierre paulatino de fronteras hará que la recuperación sea más lenta de lo que se espera. Muchas de estas empresas se verán abocadas a la quiebra a menos que exista soporte gubernamental», destaca Rodríguez.

Las pernoctaciones no se vieron afectadas por el covid-19 en febrero

Los hoteles españoles registraron más de 17,7 millones de pernoctaciones en febrero, lo que supone un 6,8% más que en el mismo mes del ejercicio anterios, según los datos provisionales publicados el pasado lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recuerda que el mes de febrero contó con un fin de semana más que en 2019. Esta subida, que aún no refleja el impacto del coronavirus, fue consecuencia del incremento de las pernoctaciones de los residentes en un 9,8% y del aumento de un 4,8% de las realizadas por los extranjeros.

Consecuencias para el PIB

El turismo es un sector de peso en la economía española, pues el PIB turístico representa casi del 12% del nacional. Según explican desde Analistas Financieros Internacionales (AFI), hay dos posibles escenarios con el impacto del coronavirus. El primero y menos agresivo implicaría que el PIB turístico sufriese un descenso de un 1,2%, esto supondría que el PIB nacional se resentiría solamente una décima por el turismo este ejercicio, a lo que hay que añadir otra más al menos por el consumo. Pero la llegada de turistas podría desplomarse hasta el 9% y el gasto un 4%. En ese caso, el PIB turístico caería un 3,1%, restando al PIB nacional entre 3 y 4 décimas. Este impacto en la llegada de turistas podría además dañar gravemente al empleo.

A nivel mundial

El Consejo Mundial del Turismo (WTTC) -por sus siglas en inglés-, que es la organización que representa a las principales empresas del sector en todo el mundo, explica que se pierden millón de empleos cada día en el sector de viajes y turismo debido al coronavirus. La organización asegura que hasta 50 millones de empleos en todo el mundo están en riesgo inmediato, y hasta 320 millones de empleos se enfrentan al impacto de la pérdida de negocios. Asimismo, sus datos muestran que los viajes globales podrían verse afectados negativamente hasta en un 25% en 2020.

«El gran cierre de hoteles, la suspensión de la mayoría de los vuelos de aerolíneas nacionales e internacionales, el cese de las líneas de cruceros y las crecientes prohibiciones de viajes globales están teniendo un catastrófico ‘efecto dominó’ que afecta a un gran número de proveedores en todo el mundo», expone la compañía con sede en Londres en un comunicado. Según la última investigación del WTTC, el sector turístico contribuye con el 10,4% del PIB mundial, genera uno de cada diez empleos del mundo y, durante ocho años consecutivos, ha superado el crecimiento de la economía mundial.

B-Exclusives

Así está el negocio de las residencias de ancianos en España

En España, hay 363.581 camas en residencias de ancianos, que están distribuidas de manera asimétrica. La provincia de Barcelona presenta una escasez de 11.124 unidades; mientras que Madrid necesita incorporar 5.220 camas más a su oferta.

Así está el barrio más dinámico de Madrid tras el Covid

Tetuán se ha situado como uno de los barrios con más demanda en Madrid capital, gracias a sus precios y la irrupción de nuevos proyectos. Sin embargo, el coronavirus ha lastrado este mercado, sobre todo, en alquiler.

Los promotores prevén entregar 20.500 viviendas nuevas antes de 2021

En los apenas tres meses que restan de ejercicio, las promotoras estiman finalizar 20.551 viviendas en España, distribuidas en 1.061 promociones, varias de ellas de cientos de unidades.

El envejecimiento de la población española, un filón de oro para el sector inmobiliario

En 2050, la población de más de 64 años supondrá el 31,4% del total de residentes en España por envejecimiento y mayor esperanza de vida, que duplicará la oferta de residencias de mayores.

Latest news

Lidl alquila una nave logística en Barcelona para gestionar su operativa internacional

La compañía alemana ha alquilado a Segro un centro logístico de 28.500 metros cuadrados, que se encuentra en en el polígono Can Margarit de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona).

Las calles comerciales de Barcelona, aún lejos de su afluencia

La Rambla de Catalunya recupera en septiembre un 87% de su afluencia habitual, en Paseo de Gracia un 68% y en Portaferrissa un 26%, según un estudio de CBRE.

La actividad promotora crece en Madrid: los proyectos aumentan un 5% pese al Covid

La capital cuenta con 506 nuevos proyectos en construcción, un 5% más que hace un año. Vicálvaro es el distrito que concentra mayor número de desarrollos residenciales.