InicioHotelesEl protocolo ...

El protocolo de reapertura del sector hotelero no incluye limite de aforo

El borrador del protocolo de reapertura de hoteles, presentado este jueves al Gobierno y a la espera de la aprobación del Ministerio de Sanidad, no establece porcentajes ni límites de aforo a clientes.

2018 03 13 PHOTO 00000009
Hotel W Marbella.

Este jueves se ha presentado al Gobierno el borrador de reapertura para hotedeles y apartamentos turísticos elaborado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) en colaboración con la patronal hotelera Cehat y la secretaría de Estado de Turismo, que ha sido la gran impulsora de la creación de un protocolo sanitario único. En su elaboración también han participado organizaciones sectoriales territoriales, cadenas y empresas hoteleras.

Ahora, esta guía única que pretende aunar las pautas a seguir en la reapertura de los alojamientos, espera tan solo el visto bueno del Ministerio de Sanidad, que se prevé llegue esta misma semana. El próximo lunes, 11 de mayo –inicio de la fase 1 de desescalada para la mayoría de territorios nacionales-, los hoteles podrán reabrir sus puertas, aunque con algunas condiciones.

Dicho documento hace especial hincapié en garantizar las distancias de seguridad –sin concretar porcentajes de aforo– y en extremar las medidas de higiene en todos los espacios, especialmente en aquellos de uso común, así como en las herramientas de trabajo que tengan que pasar de unas manos a otras (datáfonos, ordenadores, llaves).

El protocola también señala que se tendrá que incrementar la limpieza en las zonas con mayor contacto (superficies, lavabos, ascensores, mostrador de recepción, puertas, llaves/tarjetas de habitaciones, etc).

Principales cabios en los hoteles

Los clientes que se alojen a partir del próximo lunes en los hoteles españoles se encontraran con una decoración más reducida, los menús de bufés ya emplatados, con abundante señalización que recuerde el mantenimiento de la distancia de seguridad, y con empleados con mascarillas y guantes que extremarán las medidas de higiene.

Asimismo, se recomienda la colocación de alfombras desinfectantes a la entrada de los establecimientos y disponer de un termómetro sin contacto para realizar comprobaciones oportunas de sintomatología tanto entre empleados como clientes.

En el área de restauración se promoverán los emplatados individuales, eliminándose todos los elementos de uso común como vinagreras, saleros, aceiteras, máquinas de bebidas, azucarillos y cualquier elemento decorativo. Además, el establecimiento debería considerar un itinerario sugerido para evitar contactos entre clientes.

En este sentido, el borrador insta a prestar una especial atención a la limpieza y desinfección de las zonas de uso común. Así el establecimiento deberá determinar aforos, ofrecer solución hidroalcohólia en lugares de paso o aseos. Se evitarán las toallas en los aseos comunes y las papeleras tendrán una apertura no manual con doble bolsa interior.

B-Exclusives

Latest news