InicioResidencialEl presupuest...

El presupuesto para comprar una vivienda cae un 10% para un tercio de los compradores por el Covid-19

The Global Buyer Survey, de la consultora , Knight Frank analiza el impacto que la pandemia ha tenido en las actitudes de los compradores de viviendas en el mundo.

shutterstock 1300718941

La consultora publica este miércoles los datos de The Global Buyer Survey, donde analiza el impacto que la pandemia de Covid-19 ha tenido en los mercados inmobiliarios, centrándose, concretamente, en las actitudes de los compradores particulares de viviendas en todo el mundo. La encuesta se realizó entre el 5 de junio y el 23 de junio de 2020, e incluye las opiniones de más de 700 clientes de Knight Frank en 44 países.

Cerca del 53% de los compradores afirma que su presupuesto se ha mantenido o ha aumentado desde el comienzo de la crisis. Un dato que, seguramente, se debe a que, con pocas oportunidades de consumir durante el confinamiento, algunos compradores probablemente hayan gastado menos y han podido, de esta forma, ahorrado más, precisan desde la consultora.

Aunque más del 30% de los encuestados asegura que su presupuesto ha disminuido en más del 10% desde el comienzo de la crisis, como resultado, sin duda, de que algunas empresas han tenido que recurrir a recortes salariales, reducción de horas o despidos, argumentan.

Entre sus principales conclusiones, el sondeo apunta que, como consecuencia de la pandemia, una de cada cuatro personas encuestadas se plantea la posibilidad de cambiar de residencia en el próximo año, precisando que el 40% de ellos buscaría una propiedad diferente pero en la misma ciudad; el 26% lo haría en otra ciudad aunque del mismo país, mientras que el 34% restante consideraría la posibilidad de adquirir una vivienda en el extranjero (cifra que representa el 9% del total de encuestados).

España, segundo destino para comprar

Además, el sondeo señala que, a la hora de plantear el lugar donde adquirir dicha vivienda, Reino Unido, España y Francia -por este orden- son los tres países preferidos por los consumidores, seguidos de Australia, Canadá, Suiza y Estados Unidos. Países que, como se deduce de la encuesta, ofrecen una buena calidad de vida, estabilidad política, una moneda segura, excelentes sistemas educativos y, en circunstancias normales, son destinos fácilmente accesibles. Nueva Zelanda, Portugal, Malta y Noruega también ocuparon un lugar destacado.

Entre las razones que los entrevistados apuntan para este cambio, la mejora de su residencia familiar habitual figura como el argumento principal para comprar, seguido de la posibilidad de disponer de un mejor acceso a una atención médica de calidad. La opción de adquirir una casa de vacaciones en algún destino con sol ocupó el tercer lugar, seguido de razones comerciales o de empleo, en la cuarta posición.

Según Carlos Zamora, director del Área Residencial de Knight Frank: “Los compradores generalmente se fijan en tres factores clave; buena conexión a Internet, atención médica de calidad y una propiedad capaz de poder generar un ingreso seguro. En los veranos pasados, hemos comprobado cómo nuestros clientes europeos disfrutaban de unas vacaciones más cortas, pero creo que podemos ver un regreso al verano europeo tradicional, con familias que se instalan entre cuatro a seis semanas a la vez y acogiendo a familiares y amigos en el mismo lugar”.

De hecho, según la encuesta, casi uno de cada tres encuestados (32%) ve más probabilidades de contar con una segunda casa que pueda ampliar, y el 29% ve más probabilidades de buscar una propiedad que ofrezca un alojamiento secundario.

“Durante estos meses pasados, hemos tenido tiempo para reflexionar sobre la forma en que vivimos y cómo usamos el espacio, y se advierte en los clientes un deseo de poder contar, por ejemplo, con más espacio al aire libre y una oficina en casa. Resulta inevitable pensar que, a medida que salgamos del bloqueo, estos cambios puedan tener repercusiones en los mercados inmobiliarios de todo el mundo”, según Kate Everett-Allen, Head of International Residential Research deKnight Frank.

La gestión de los gobiernos extranjeros de la crisis de Covid-19 también será un elemento clave para los compradores de segunda vivienda en todo el mundo”, precisa.

Caída de precios menor al 10%

Por otro lado, la encuesta señala que los compradores esperan que los precios caigan en los próximos 12 meses (en consonancia con el Prime Global Forecast de Knight Frank, realizado en abril de 2020, que muestra que, como media, se prevé que los precios caigan en 16 de las 20 ciudades rastreadas en el informe en 2020: aunque también se espera una fuerte recuperación en 2021). Del 56 % de los encuestados que así lo creen, el 27 % considera que los precios caerán menos del 10%. Mientras, uno de cada cuatro clientes entrevistados no espera ningún cambio de precios, junto al 19% que considera que aumentarán.

Más espacio

Los datos de la encuesta avalan esta percepción de los expertos de Knight Frank. Y así, tras el confinamiento, los compradores de vivienda buscan más espacio para su vivienda, como así lo constata el hecho de que el 45% los encuestados se muestran más dispuestos a adquirir una casa o chalet que antes del Covid-19, mientras que el 40% manifiesta su interés por una casa en la costa frente al 37% que optaría por el campo.

B-Exclusives

Latest news