InicioResidencialEl precio de ...

El precio de la vivienda vuelve a subir en España, según Tinsa

El valor medio de la vivienda (nueva y usada) en España se situó en el primer trimestre del año en 1.390 €/m2, un 0,5 % más que en el primer trimestre de 2020.

El precio de la vivienda en España comienza a recuperarse del impacto del Covid. En este primer trimestre de 2021, los valores medios han mantenido la senda de recuperación iniciada en los últimos meses de 2020 y han terminado registrando hasta marzo una leve subida interanual del 0,5%.

Según la estadística Tinsa IMIE Mercados Locales de Tinsa, el valor medio de la vivienda terminada (nueva y usada) en España se situó en el primer trimestre del año en 1.390 €/m2, un 0,5 % más que en el primer trimestre de 2020, cuando ya se percibían síntomas de enfriamiento del ciclo expansivo en el mercado residencial.

El precio se ha incrementado un 16% desde el mínimo registrado en el primer trimestre de 2015 y se mantiene un 32% por debajo de los máximos de 2007.

En el último trimestre de 2020, la vivienda mostró en las principales localizaciones una incipiente recuperación de precios, que parece confirmarse en el primer trimestre de 2021. “Encontramos en el mercado una alta dispersión de valores, con variaciones positivas que pueden inducir al optimismo. Sin embargo, se observan evoluciones negativas intensas en algunos mercados, que invitan a la prudencia a la hora de afirmar que estamos ante una recuperación”, explica Andrea de la Hoz, analista senior de Tinsa.

“Los ajustes han sido intensos en compraventas y visados y contenidos en precios, mostrando una recuperación de cifras positivas en el caso de las compraventas tras el periodo estival”, agrega.

Para los próximos meses, se espera aún ciertos cambios, tanto al alza como a la baja, debido a la coyuntura pandémica. “Previsiblemente veremos en el corto plazo marcadas variaciones de precios al alza o a la baja, principalmente en los mercados menos dinámicos y de valores medios más bajos, donde pequeñas variaciones unitarias representan marcadas oscilaciones en términos relativos”, apunta De la Hoz.

Precios por zonas

Once regiones muestran precios medios de la vivienda nueva y usada inferiores a los de un año antes, en su mayoría inferiores al 3,0 %. Los descensos anuales más acusados en el primer trimestre se localizan en Navarra (-8,8 %), La Rioja (-7,7 %) y Aragón (-5 %).

En el caso de Cataluña, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid, presentan en el primer trimestre descensos anuales del 0,4 %, 0,7 % y 1,3 %, respectivamente.

Tras dos trimestres en los que el grueso de las comunidades se ha situado en terreno negativo, comienzan a verse cifras positivas. Baleares (+4,8 % interanual), País Vasco (+4,4 %) y Canarias (+4,1 %) son, junto a Melilla, las regiones con mayor crecimiento interanual de precios.

Madrid, Cataluña y Baleares se mantienen como las regiones con mayor crecimiento de precios desde los mínimos del ciclo expansivo precedente, con un aumento del 44,7 %, un 35,2 %, y un 29,7 %, respectivamente, que contrastan con la evolución inferior al 8% observada en Castilla y León, Extremadura y Cantabria.

La brecha respecto a los precios máximos alcanzados en 2007 sigue siendo considerable en La Rioja y Castilla-La Macha, con caídas superiores al 50 %, y en Aragón (-46,2 %).

Esfuerzo financiero neto y cuota mensual

Los españoles destinan de media el 20,8 % de sus ingresos familiares disponibles a afrontar el primer año de hipoteca. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la hipoteca media en España se situó en 135.759 euros en el cuarto trimestre de 2020 (último dato disponible). Cada mes, el pago de la cuota hipotecaria supone un desembolso medio de 599 euros.

Las diferencias geográficas en el nivel de esfuerzo financiero, que relaciona rentas familiares con el importe medio de las hipotecas en cada zona, continúan siendo significativas en España. De acuerdo con las cifras provinciales de hipoteca media publicadas por el INE para el primer trimestre del año, Málaga y Baleares serían las dos provincias con un esfuerzo financiero medio más elevado, por encima de 27 %. En el lado opuesto, Lugo, Castellón, Murcia y Palencia quedarían por debajo de una tasa de 15 %.

En las dos capitales principales, Madrid y Barcelona, el esfuerzo financiero neto alcanza un 21 % y 22,1 %, respectivamente. En Madrid superan la tasa del 25 % los distritos de Salamanca, Chamberí y Moncloa-Aravaca; en Barcelona, los de Les Corts y Ciutat Vella.

 

 

 

B-Exclusives

Latest news