InicioResidencialEl precio de ...

El precio de la vivienda caerá un 6% este año y se recuperará en 2021, según UBS

El banco suizo cree que los precios caerán menos en las grandes ciudades y estima que en Madrid, Barcelona o País Vasco las viviendas solo perderán entre el 3% y el 5% de su valor.

Edificio de viviendas de shutterstock 1024x683 2 2

El mercado residencial español sufrirá una caída del precio del 6% en 2020, debido a la subida del desempleo, según las previsiones de UBS. El banco suizo explica en un informe sobre el mercado inmobiliario que espera que el precio de la vivienda caiga “menos en las grandes ciudades y más en ubicaciones secundarias” y que la recuperación de los niveles anteriores a la crisis del coronavirus llegarán entre 2021 y 2022.

Según el banco de inversión, el mercado inmobiliario español -después del fuerte ajuste sufrido entre 2009 a 2013 y tras una recuperación desigual desde 2014- el precio de la vivienda está ligeramente por encima del valor razonable. Esto puede provocar que la caída no se tan fuerte como en aquel momento. Además, UBS señala que los precios fuera de las ciudades más grandes y las mejores zonas costeras apenas se han experimentado variaciones significativas en el último ciclo.

En este sentido, las estimaciones del informe señalan que en Madrid, Barcelona o País Vasco, las viviendas solo perderán entre el 3% y el 5% de su valor. También incluye en este grupo a Canarias y algunas zonas costeras, beneficiadas por su actividad turística. Sin embargo, “en la periferia de las grandes urbes, zonas del interior y lugares turísticos secundarios, los precios de las propiedades podrían caer más que la media”.

El banco destaca que el aumento de la incertidumbre económica y el fuerte incremento del desempleo -aunque sea temporal-, afectarán a las transacciones y provocarán una corrección de precios. “Nuestros modelos se basan en la accesibilidad, los ingresos familiares, el empleo y los tipos de interés de las hipotecas y apuntan hacia caídas medias de un dígito en la vivienda durante 2020, que podría recuperarse por completo a finales de 2022″.

Mejor oficinas y viviendas que retail

Los analistas de UBS señalan que la rentabilidad “probablemente será tan desigual como en los últimos años” y que si hay que elegir, es mejor invertir en activos prime en vez de secundarios, es decir, es preferible invertir vivienda y oficinas, antes que ‘retail’ o turismo. 

En el caso de las oficinas prime, el escaso espacio vacante y la limitada oferta nueva deberían “evitar una caída sustancial de alquileres (1%-2%) y repunte de rentabilidades (~0.25%). Las valoraciones podrían caer entre un 8% y un 10% en 2020 y retomar alzas más moderadas (menor demanda) en 2021”.

Por otro lado, en el retail se prevé “más espacio desocupado” debido a la caída del consumo y el turismo, así como un aumento del comercio electrónico. Esto podría provocar “un repunte de rentabilidades del 0,5% y el 1%”, una caída de alquileres menor al 10% y el desplome temporal de valoraciones de más del 30%, “para solo recuperarse parcialmente después”. La caída del consumo y del turismo, más espacio desocupado y el aumento del comercio electrónico podrían provocar 

“La crisis podría acelerar algunas tendencias estructurales -compra online, encuentros virtuales, teletrabajo, entretenimiento doméstico- con profundas implicaciones, pero desiguales en el mercado inmobiliario”, señala el banco.

B-Exclusives

Latest news