InicioMercadoEl paro en la...

El paro en la construcción se dispara a 59.500 personas sin incorporar los ERTES

La construcción es el segundo sector que destruye más empleo, por detrás de servicios: 59.551 desempleados, que suponen un crecimiento del casi el 23% con respecto a febrero. La caída del empleo en marzo es la más alta registrada en la serie histórica.

Paro 2

La construcción es el segundo sector que destruye más empleo, por detrás de servicios: 59.551 desempleados, que suponen un crecimiento del casi el 23% (22,9%) con respecto al mes anterior. La subida del desempleo general en marzo es la más alta registrada en la serie histórica, y no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE.

En enero de 2020 el paro registrado en términos absolutos del sector constructor era de 277.744, con un leve incremento del 0,99%, pero el pasado mes de febrero registraba una leve caída del 0,8% y la cifra descendió hasta los 275.485 parados. En marzo, sube a los 300.679.

El volumen total de parados alcanzó así al finalizar marzo la cifra de 3,5 millones de desempleados, la más alta del registro desde abril de 2017. EL paro en la industria sumó 25.194 personas más (+9,15%); la agricultura registró 6.520 desempleados más (+4,26%), y en el colectivo sin empleo anterior se incrementó en 4.984 (+ 1,91%).

Además, en un momento en que debería notarse el arranque de la campaña turística, solo aumenta la afiliación media en agricultura con 840 (1,19%) y en actividades sanitarias, con 11.767 (0,73%). Las mayores caídas de afiliados se registran en hostelería (-60.000), construcción (casi 40.000) y actividades artísticas (-14.141). Con respecto a los últimos doce meses, la afiliación media cae un 0,19, por lo que por primera vez desde la recuperación se ha perdido todo el empleo creado en un año.

El dato de paro de marzo no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados. El Ministerio detalla que los datos de afiliados siguen incluyendo a los trabajadores incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por el COVID-19: un total de 258.645 personas, según los datos disponibles oficiales, dado que siguen cotizando a la Seguridad Social.

Así, el número de parados registrados en las oficinas de empleo público se incrementó en 302.365 personas en marzo respecto al mes anterior, un aumento récord que recoge parte del impacto de la crisis sanitaria del Covid-19, que ha llevado al Gobierno a poner en marcha ayudas económicas, y también la desaceleración de la economía que venía produciéndose desde finales de 2019. El mayor impacto de la crisis pandémica se espera para abril.

La subida del desempleo en marzo es la más alta registrada nunca en la serie histórica. Supera en más de 100.000 personas el que hasta ahora era el mayor repunte: el de enero de 2009, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en ese mes en casi 200.000 personas.

El Ministerio explicó que estos datos “reflejan el impacto extraordinario en el empleo producido por la crisis sanitaria del Covid-19” y muestran que “ha cambiado la tendencia” que se inició el pasado mes de marzo porque “entre los primeros 12 días del mes el número de desempleados registrados se había incrementado en 2.857 personas”.

En términos desestacionalizados, el paro subió en marzo en 311.037 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 293.228 personas (+9%). En cuanto a la contratación, en marzo se realizaron 1.256.510 contratos, un 26,5% menos que en el mismo mes de 2019, de los que 145.393 fueron contratos indefinidos. Los indefinidos bajaron un 19,15%.

El paro registrado subió en las 17 comunidades autónomas, encabezadas por Andalucía (138.569), Comunidad Valenciana (35.565) y Cataluña (21.833).

Adelanto del desempleo

Los bancos españoles adelantarán a este viernes el pago de las prestaciones por desempleo, una medida más para ayudar a las familias a mitigar el impago de la crisis sanitaria pro el Covid-19. Las patronales AEB, CECA y UNACC han trabajado con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para que así sea, de manera que el abono del pago se efectuará el día 3 de abril, cuando lo habitual sería que se efectuase el abono el día 9 de abril.

B-Exclusives

Latest news