InicioCompañíasEl negocio de...

El negocio de promoción de vivienda de Insur se reduce un 15% por las demoras en las entregas

ricardo pumar grupo insur 1
Ricardo Pumar, presiente de Grupo Insur.

Este descenso se vio compensado por los crecimientos del 83,1% y el 26,6% que, respectivamente, se anotaron las actividades de construcción y gestión, dada su cada vez mayor actividad, y el incremento del 12,5% que registró la división de patrimonio, según explica en la información sobre los resultados.

Inmobiliaria del Sur (Insur) firmó nuevos contratos de alquiler por una superficie total de 16.380 metros cuadrados, alcanzando la renta anualizada de los contratos de vigor la cifra de 17,2 millones de euros, un 26,2% superior al ejercicio anterior. La tasa de ocupación mejoró seis puntos porcentuales, cerrando en el 88,4%.

La cifra total de negocio de la firma creció un 7,8% durante el pasado año, hasta sumar 122,8 millones de euros, mientras que el Ebitda ajustado, el que no incluye el resultado de ventas de inversiones inmobiliarias, aumentó un 28,6%, hasta los 22,4 millones.

Impacto del crédito sindicado

A la hora de valorar el beneficio de la compañía, la normativa contable y el efecto del credito sindicado que firmó ha impactado de forma notable. Las cuentas de Insur del pasado año incluyen un impacto, meramente contable, y sin efecto alguno en la tesorería, por importe de 5,9 millones de euros, como consecuencia de la aplicación de la NIIF 9 en relación con la formalización en julio de 2019 de una operación de financiación sindicada, que ha supuesto imputar a resultados el incremento de patrimonio que, también por aplicación de dicha normativa contable, tuvo que contabilizar el 1 de enero de 2018 y de la cancelación de los gastos de formalización de la financiación anterior.
En virtud de este impacto contable, el beneficio neto de la compañía cerró el año en 8,8 millones de euros, un 12,2% menos que en el ejercicio anterior. No obstante, se dispara un 31,6%, hasta los 13,3 millones, al descontar este efecto. Insur explica en un comunicado que esta financiación sindicada le ha permitido “mejorar de forma sustancial sus condiciones de financiación, tanto en término de coste como de servicio de la deuda”.
Así, la inmobiliaria asegura que esta operación “ha reforzado aún más la sólida estructura financiera de la compañía”, y que dispone de una ‘cómoda’ posición de liquidez, con 50 millones de euros de efectivo y otros activos líquidos equivalentes y facilidades crediticias no dispuestas por importe de 12,8 millones de euros.

NAV y dividendo
El GAV o valor bruto de los activos, asciende a 537,6 millones, de los que 298 millones corresponden a inversiones inmobiliarias destinadas a arrendamiento y 239,6 millones a existencias.
El NAV o valor bruto de los activos, netos de deuda, asciende a 341,2 millones de euros, con un incremento del 4,8% respecto de 2018, del que resulta un NAV por acción de 20,1 euros. Con estos ratios, Insur repartirá un dividendo con cargo a los resultados de 2019 de 0,37 euros brutos por acción, lo que supone un pay out del 47,4% del resultado consolidado excluyendo el impacto extraordinario.

B-Exclusives

Latest news