El mercado inmobiliario de Grecia en junio

grecia

El impacto de la pandemia del Covid-19 en los mercados inmobiliarios de Grecia y Chipre ha comenzado a ser más evidente en junio. La recuperación de ambos mercados ha sido impresionante durante el último año, pero se apoyó principalmente en la inversión extranjera y el rápido crecimiento del turismo, ya que la demanda interna de viviendas y bienes inmuebles no destinados a la inversión siguió siendo limitada. Con el turismo sufriendo un golpe clave y los planes de inversión congelados en todo el mundo, la dinámica de ambos mercados se está estancando.

Sin embargo, como señala el Banco de Grecia, los efectos no son los mismos para todos los activos inmobiliarios y las tasas de recuperación a medio y largo plazo variarán en función de la categoría, la ubicación y las características especiales de los activos.

Según los datos publicados, a finales de febrero continuaron las tendencias al alza de los precios de mercado, y marzo marcó el inicio de un nuevo período, que se ve directamente afectado, entre otras cosas, por el rápido declive del sector turístico, la suspensión de la actividad inversora y la incertidumbre sobre la evolución y la duración de la crisis actual.

El cese abrupto de las actividades inmobiliarias, la suspensión temporal de las operaciones de hipotecas de oficinas y la reducción de los alquileres no permiten todavía valorar el impacto total.

En Chipre, el Banco Central publicó datos según los cuales el sector inmobiliario está experimentando una desaceleración de la tendencia al alza registrada en años anteriores. La desaceleración de la demanda de bienes inmuebles comenzó en el segundo semestre de 2019 y, concretamente, tras la aplicación de los criterios más estrictos del Programa de Inversiones en Chipre, continuó durante los primeros meses de 2020 y empeoró en marzo y abril debido a la pandemia. Las medidas restrictivas también afectaron al sector de la construcción, así como a las expectativas de los operadores del mercado inmobiliario.

Según los datos preliminares no publicados del Banco Central de Chipre, los aumentos en los precios de la vivienda se desaceleraron aún más en el primer trimestre de 2020.

Hoteles

En este contexto, hay cientos de hoteles en todo el país a la venta, con precios negociables debido a la pandemia. La mayoría de las transacciones han sido congeladas hasta que el mercado se estabilice y se adapte a la nueva situación, dependiendo de la magnitud del golpe financiero.

No obstante, hay megaproyectos en curso, especialmente en destinos vacacionales populares como Mykonos. Grivalia Hospitality y Frontisa Management están un paso más cerca de la puesta en marcha de una inversión hotelera de 58 millones de euros en Mykonos. El proyecto que se llama “Proyecto Azul”, ya ha sido incluido en las Inversiones Estratégicas. Según el plan, se desarrollará un establecimiento hotelero de 5 estrellas con zona de spa, con una capacidad total de 340 camas, sobre un terreno de unos 100 kilómetros cuadrados en la zona de Ano Mera, a unos 400 metros de la playa de Kalo Livadi.

Otra inversión hotelera en Mykonos obtuvo luz verde por parte del Consejo Central de Asuntos y Disputas Urbanas. El proyecto tiene un presupuesto de 40 millones de euros. El complejo de villas amuebladas y un hotel de cinco estrellas se desarrollará en una superficie de 53,4 kilómetros cuadrados en el emplazamiento de Kastellakia, cerca del asentamiento costero de Platy Gialos.

Oficinas/ comercial

A pesar de la pandemia, se han transaccionado algunos edificios de oficinas en junio. Trastor REIC anunció la adquisición de dos edificios de oficinas de primera categoría, de grado A, situados en Amarousiou. La empresa adquirió un edificio de oficinas independiente con una superficie total de 21.412 metros cuadrados, que consta de zonas de oficinas, y zonas auxiliares y de aparcamiento subterráneas. Además, Trastor adquirió otro edificio de oficinas con una superficie total de 4.185 metros cuadrados, que consta al igual que el anterior, de zonas de oficinas y zonas auxiliares y de aparcamiento subterráneas, situado en la calle Amarousiou-Chalandriou, 29. El precio de adquisición de esta propiedad es de 7,2 millones de euros. El vendedor de ambas propiedades es AVAX S.A., uno de los mayores grupos de construcción de Grecia que alquilará las dos propiedades y permanecerá como inquilino. La transacción se financió con fondos obtenidos de la emisión de préstamos de bonos comunes.

Por otra parte, el Intercontinental International REIC decidió no proceder a la adquisición de una propiedad comercial independiente de la calle Tsakalov 13. De acuerdo con el anuncio, “en relación con el éxito de la licitación pública organizada por Piraeus Real Estate SE para la adquisición de una propiedad comercial independiente en la calle Tsakalov 13, informa a sus accionistas y al público que, en vista del clima negativo creado en la economía, debido a la pandemia del COVID-19 y tras las correspondientes conversaciones con el organizador de la licitación, no procederá con un contrato para la adquisición de la citada propiedad”.

Residencial

A medida que los compradores extranjeros se han paralizado durante la pandemia, el mercado residencial ha estado en desaceleración desde marzo. Sin embargo, ha habido cierto interés por las casas vacacionales.

El ex jugador de baloncesto del Olympiakos Nikolas Milutinov, ha comprado dos propiedades en el Peloponeso por 1,5 millones de euros. La compra asegura el visado dorado para el jugador, que se otorga a aquellos extranjeros que realicen una inversión superior a 250.000 euros.

Suelo

La inversión en suelos para desarrollar centros logísticos también sigue activa. En este contexto, BriQ Properties anunció que compró dos parcelas adyacentes con una superficie total de 57.529 metros cuadrados situadas en Aspropyrgos, Ática. El precio total de la compra de las dos parcelas ascendió a 3.456.000 millones de euros. La empresa desarrollará un moderno centro de almacenamiento y distribución en la zona específica.

B-Exclusives

Latest news