InicioHotelesEl mercado ho...

El mercado hotelero se despide de las grandes operaciones hasta 2021

El mercado de inversión hotelera registrará en 2020 su menor cifra en los últimos años, según las previsiones de CBRE, que prevé una recuperación del sector en dos fases.

alex antoniadis 3vGQsPvYJrs unsplash
Foto de Alex Antoniadis.

La demanda interna y el reposicionamiento de la marca España tendrán un papel fundamental en la etapa posCovid del mercado hotelero, que cuenta con una gran dependencia del turismo foráneo: más de un 65% de pernoctaciones son internacionales.

Así, los destinos con mayor exposición a la demanda internacional, que cubre en general toda la costa española y en especial las islas, tendrán que hacer un esfuerzo importante paracapturar parte de la demanda doméstica que parece tendrá más relevancia en los próximos meses, y compensar en parte una caída del negocio que superará el 50% a finales de año“, explica Lola Martínez Brioso, directora de Research de CBRE .

El sector del turismo y la hostelería ha sido uno de los más afectados por la actual crisis en la que prácticamente todos los hoteles de todo el del país se han visto obligados a cerrar sus instalaciones. Y la dependencia de España de este sector, que representa un 12,5% del PIB (y hasta un 19,1% en algunas regiones), es evidente.

Los datos provienen de la edición especial del Market Outlook 2020, estudio que elabora la consultora todos los años, y que supone una revisión extraordinaria de las previsiones anunciadas en el mes de febrero a raíz del impacto sin precedentes causado por la crisis sanitaria del COVID-19.

La firma prevé una reactivación de las operaciones inmobiliarias en el segundo semestre después de la práctica paralización del mercado entre marzo y junio, cuando la inversión alcanzó los 1.100 millones de euros, pero aún así, la cifra de este ejercicio se reducirá un 30% hasta alrededor de 8.500 millones de euros, señalan desde la consultora.

image 27
Fuente: CBRE

En cuanto a la inversión específica para hoteles, las perspectivas no son optimistas.

“Desde un punto de vista de inversión, si bien es cierto que el año había empezado con mayor actividad que la registrada en 2019 durante el primer trimestre, la actual pandemia ha reducido a mínimos históricos la inversión durante el segundo. La poca actividad que ha tenido lugar durante los meses de abril, mayo y junio responde en general a operaciones que se encontraban ya muy avanzadas, mientras que aquellas que no lo estaban tanto se han paralizado, en muchos casos a la espera de tener más visibilidad sobre lo que pueda ocurrir en el mercado en los próximos meses”, señala CBRE en su informe.

Aunque España continúa siendo un polo de gran interés entre los inversores debido a sus sólidos fundamentos turísticos, “bien es cierto que predominan ahora aquéllos con un perfil value add y en general más oportunista en búsqueda de operaciones que puedan ofrecer un descuento en precio“, explica Mikel Marco-Gardoqui, consejero director, Head of Capital Markets de CBRE.

A pesar de las circunstancias, todo apunta a que este tipo de transacciones no tendrán un papel protagonista al menos durante el 2020.

Hasta 2022

La consultora aplaza a 2022 la recuperación por varios motivos. Uno, que según el nivel del aumento del desempleo y la caída de la confianza de los consumidores, el gasto de consumo para viajes (tanto por motivos de ocio como de negocio) se verá claramente perjudicado.

“Por lo tanto, aunque prevemos un repunte inmediato de la demanda de ocio, en especial en hoteles de servicio limitado y midscale, el período de recuperación va a ser lento. Con respecto a los destinos con mayor exposición internacional, su recuperación dependerá principalmente de cómo evolucione la situación en los principales mercados emisores (Italia, Francia, Alemania y Reino Unido) y su confianza en la seguridad sanitaria
en España”, explican en la consultora

Otro impacto negativo a tener en cuenta en esta demanda internacional son las restricciones en los desplazamientos aéreos y la eliminación de algunas rutas, en particular las menos rentables.

image 28

No obstante, los hoteles podrían beneficiarse de un cambio en las preferencias de consumo, decantándose por opciones más seguras y limpias frente a otras como Airbnb u otros servicios de alquiler de alojamientos vacacionales similares, destacan desde la consultora que señala que la oferta de Airbnb también se podría ver afectada porque los anfitriones podrían estar menos dispuestos a alquilar sus viviendas por cuestiones de salud y
seguridad, así como por aquellos que hayan optado por alquileres de largo plazo ante la incertidumbre que presenta el mercado turístico.

B-Exclusives

Latest news