InicioCoronavirus200.000 millo...

200.000 millones para combatir la crisis ‘temporal’ con exención de cuotas, avales y ampliación de derechos de paro

paro_16587_1
El presidente ha insistido en definir la crisis como temporal.

“Vamos a movilizar hasta 200.000 millones de euros. 117.000 millones de euros serán íntegramente públicos y el resto se completará con recursos privados. Será la mayor movilización de recursos de la historia democrática de España”, ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el presupuesto para combatir la crisis, que equivale a un 20% del PIB. Una crisis, que ha insistido varias veces, “es ‘temporal’ y tenemos que pensar que así es”, recalcó.

Tras el Consejo de Ministros, en el que se ha aprobado un decreto-ley sin precedentes en la historia española, Sánchez ha comunicado una serie de medidas para combatir la crisis provocada por el coronavirus en el aspecto económico, social y sanitario. El plan contempla dotar de liquidez a las empresas, facilitar los ajustes temporales del empleo en las empresas y ayudar a las familias más perjudicadas por la crisis.

Sector inmobiliario

Entre las medidas relacionadas con el sector inmobiliario, el ejecutivo ha acordado aplazar el pago de las hipotecas para las personas en situación de vulnerabilidad económica afectadas por la crisis del coronavirus, siguiendo la estela de la medida aplicada en Italia. Se podrán beneficiar aquellos deudores más vulnerables como los que hayan entrado en situación de desempleo como consecuencia del virus o hayan visto reducidos sus ingresos en un 40% en el caso de los autónomos. “Nadie será desahuciado en esta crisis”, afirmó el presidente del Gobierno.

Además, se destinarán recursos para la prestación de servicios básicos a comunidades autónomas y entes locales, en concreto 600 millones. Se garantizan los suministros de energía y agua y los servicios de comunicaciones, un sector que se incorpora en esta categoría de servicios básicos.

Empleo y empresas

La medida de aumento de la liquidez para las empresas será a través de una línea de avales públicos, articulados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), por unos 100.000 millones de euros. El presidente del Gobierno ha interpelado en varias ocasiones durante su comparecencia al compromiso a colaborar del sector privado, y a insistir en que es una crisis temporal. En paralelo, habrá una línea de avales de 2.000 millones para empresas exportadoras.

Sánchez ha detallado que los citados 100.000 millones de euros en garantías públicas permitirán que los bancos pongan a disposición de las empresas otros 50.000 millones o 100.000 millones adicionales. Eso elevaría la cifra de liquidez hasta un máximo de 200.000 millones.

En lo que afecta al terreno laboral, las empresas que hayan tenido que suspender contratos y reducir jornadas a través de ERTE como consecuencia del coronavirus Covis-19 tendrán la consideración de provenientes de una situación de “fuerza mayor”. El procedimiento para estos ERTE se agilizará. Además, las empresas estarán exentas de pagar las cotizaciones sociales durante estos periodos.

Asimismo, se ha aprobado la posibilidad de reducción de jornada de hasta el 100% ante la necesidad de conciliar por la situación generada por el coronavirus. “Se prioriza así la suspensión de contratos y reducción de la jornada frente a los despidos”, ha subrayado Sánchez, que ha hecho un llamamiento a los empresarios para que se acojan a estas medidas en lugar de recortar plantillas.

Prestación por desempleo

Sánchez ha explicado que todos los afectados tendrán derecho a una prestación por desempleo. Habrá una flexibilización de los ERTES para beneficiar a todos los trabajadores y ampliación del derecho a cobro, aunque no se hubiera cotizado lo suficiente: “todos los que se vean afectados por un ERTE tendrán la prestación por desempleo, y el cobro de la prestación no computará como tal posteriormente”, aseguró el presidente.

Esta posibilidad se extenderá además a los autónomos: se dará flexibilidad al pago de cuotas, se podrán acoger a ERTES si tienen empleados y recibirán la prestación por el cese de actividad.

Las empresas de todos los sectores se podrán acoger a esas líneas de crédito. El objetivo es que las empresas dispongan de liquidez abundante para poder hacer frente a sus compromisos de gastos fijos sin entrar en impagos. En paralelo, existe otra partida de créditos específica para el sector turístico, que entre los bancos se conoce como línea Thomas Cook, por un importe de 400 millones. Esa línea corre a cargo íntegramente del ICO, que es quien pone el dinero. Se la denomina de esa manera porque se utiliza la misma plataforma que se puso en marcha cuando se rescató a los afectados por la quiebra del turoperador Thomas Cook.

Nacionalización de empresas

Preguntado sobre la opción de nacionalizar empresas como pretenden hacer Francia e Italia,  ha explicado que “lo importante es que debe ser una crisis temporal. Damos dos pasos. Asunción y asimilación del choque que supone. Luego vendrá una fase de reconstrucción donde pediré a todos los partidos que apoyen”. Sin embargo, ha dicho en su comparecencia que “frenarán cualquier ataque a nuestra economía y a nuestras empresas”. De hecho, ha asegurado que habrá una reforma de la normativa de inversiones exteriores para que empresas extranjeras no se hagan con las españolas en estos momentos.

Sobre el teletrabajo y la obligación de las empresas, Sánchez explica que “el Gobierno dio unas recomendaciones y se dieron ayudas para fomentar el teletrabajo”. En relación con los Presupuestos de emergencia que agentes del sector vienen reclamando, aergumentó que son de reconstrucción económica y social, y que implicarán haber vencido al virus.

B-Exclusives

Latest news