InicioCompañíasEl Gobierno e...

El Gobierno estudia la forma legal de hacerse con el 100% de Sareb

Parte de los bancos accionistas de la sociedad explican que no han pedido al Gobierno dejar de formar parte del accionariado de Sareb, pero consideran que tiene sentido.

Jaime Echegoyen y Javier Garcia del Rio. Fuente Sareb

Hace poco más de un mes, la oficina estadística Eurostat decidió incorporar a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) dentro de las cuentas del Estado. Este hecho obligó a sumar los 35.000 millones de deuda que tiene la compañía como deuda pública, así como los más de 10.000 millones de déficit.

Desde ese momento, el Gobierno se planteó que si el riesgo de Sareb lo asumía el Estado, entonces el conocido como “banco malo” debía pasar a ser una sociedad 100% pública y dejar de tener accionistas privados, entre los que se encuentran Banco Santander con el 22,3% del capital, CaixaBank (12,2%) y Sabadell (6,6%).

En este sentido, algunos de los bancos accionistas de la sociedad han explicado a Efe que no han pedido al Gobierno dejar de formar parte del accionariado de Sareb. En concreto, aseguran que ha sido una decisión tomada por el Ejecutivo que respetan y que consideran que tiene sentido tras la decisión de Eurostat.

No obstante, en el caso de que la sociedad presidida por Jaime Echegoyen pase a ser 100% pública, la intención del Gobierno es que Sareb siga dando salida a los activos inmobiliarios que posee, es decir, continúe con el objetivo con el que se creó.

Junta de accionistas

El 27 de mayo Sareb celebrará su junta de accionistas para aprobar las cuentas anuales y el informe de gestión de 2020. En el encuentro, la compañía propondrá la conversión de 1.430 millones de deuda subordinada en capital para cubrir las pérdidas de 2020, que alcanzaron los 1.073 millones.

Mientras que el resto del dinero se gastará en los primeros meses de 2021, cuando el Estado prevé hacerse con el 100% de la sociedad. En concreto, el Ejecutivo pretende comprar a los accionistas sus participaciones por un precio simbólico.

Sin embargo, Sareb se constituyó en 2012 en base a un real decreto que recogía que “en ningún caso” la participación pública en el conjunto de las participaciones directas o indirectas podía ser igual o superior al 50%. Por lo que el Gobierno tendrá que buscar la fórmula legal llevar a cabo la compra de las participaciones.

 

B-Exclusives

Latest news