InicioMercadoEl Euribor ci...

El Euribor cierra febrero con un nuevo descenso que confirma 4 años en negativo

hipoteca firma TAE vivienda

En esta nueva bajada, después de que iniciara la senda levemente alcista los últimos cinco meses, tiene mucho que ver la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) tenga que ampliar todavía más sus estímulos monetarios para contener el impacto económico derivado de la irrupción del coronavirus, según fuentes financieras.

Pero lo cierto es que la posibilidad de incrementar los estímulos financieros ya se barajaba ante de la extensión del virus en Europa, y estaba más relacionada con las revisiones a la baja de FMI y BCE sobre el crecimiento mundial. Simone Colombelli, director de Hipotecas de iahorro.com, apunta que a las decisiones del BCE hay que sumarle el contexto económico actual: “Todos los informes apuntan a un parón en el sector inmobiliario y a una recesión. A esto se han unido las caídas de la bolsa y el efecto del coronavirus en muchos países. Este escenario favorece que el euríbor siga en terreno negativo por lo menos en lo que nos queda de año”.

Con esta referencia negativa, las condiciones de financiación hipotecaria vuelven a relajarse, una buena noticia para endeudados y una posibilidad más barata para nuevas financiaciones. De hecho, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas aumentó un 2,7% en 2019 respecto al año anterior, hasta sumar 357.720, su cifra más alta desde 2011, según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Revisiones

Los préstamos que se revisen con el promedio de febrero verán abaratada su cuota en las actualizaciones anuales, aunque las semestrales se encarecerán, puesto que la media de febrero de 2019 fue del -0,109% -superior- y la de septiembre, del -0,339%-inferior-.

Para una hipoteca de 150.000 euros a 20 años y un diferencial de un punto porcentual sobre el euríbor, la cuota bajará en 12 euros al mes en las revisiones anuales y subirá en 4 euros mensuales en las semestrales.

El principal indicador de las hipotecas variables se colocó en negativo por primera vez en febrero de 2016, con un -0,008%. Y desde entonces han pasado cuatro años, en los que salvo los últimos cinco meses, la evolución de los tipos ha sido negativa.

B-Exclusives

Latest news