InicioSocimisEl CEO de Ári...

El CEO de Árima dispara su sueldo más de un 1000% en 2019

La Socimi Árima retribuyó a los miembros de su consejo de administración con 972.000 euros en 2019 frente a los 104.000 desembolsados por el mismo concepto en 2018, cuando la cotizada echó a andar.

Edificio de oficinas Cristalia de la Socimi Árima 1024x576 1

La Socimi Árima retribuyó a los miembros de su consejo de administración 972.000 euros en 2019 frente a los 104.000 desembolsados por el mismo concepto en 2018, cuando la cotizada echó a andar.

Tres de sus consejeros cobraron 66.000 euros en concepto de dietas frente a los 10.000 recibidos el año anterior. Por su parte, su presidente, Luis Arredondo, recibió por su trabajo en el consejo 83.000 euros frente a los 12.000 cobrados un año antes.

Por su parte, el consejero delegado de Árima, Luis López de Herrera Oria, recibió 691.000 euros en metálico por su desempeño en la Socimi en 2019, frente a los 62.000 de 2018. Además, López de Herrera Oria cuenta con un seguro de vida y médico valorado en 20.000 euros.

Árima debutó en Bolsa en octubre de 2018, con 100 millones de diferentes inversores, con el objetivo de invertir en activos terciarios, principalmente oficinas, destinados al alquiler. Desde entonces, la Socimi ha creado una cartera valorada en 221,65 millones de euros, que le generó unos ingresos de 4,72 millones de euros.

En 2019, la compañía registró unas pérdidas de 7,945 millones de euros, lo que supondrá no repartir dividendos, entre sus accionistas, según recoge el documento enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El anuncio sorprende ya que a finales de febrero, la Socimi anunciaba también a través de la CNMV que en 2019 había registrado un beneficio neto de 15,4 millones de euros. Según la compañía, la diferencia viene de la normativa contable aplicada.

«Los 15,4 millones resulta de las cuentas según normativa contable internacional NIIF (en español o IFRS (en inglés). La otra cifra resulta de las cuentas según normativa contable española. La diferencia principal entre una y otra, es que la normativa española no incluye la revalorización de la cartera y, además incluye una partida de gasto por depreciación de los inmuebles», explican desde Árima a Brainsre.news.

Las diez principales inmobiliarias españolas retribuyeron a sus primeros ejecutivos -once en total, teniendo en cuenta el cambio de CEO de Neinor, el pasado abril- con un total de 15,13 millones de euros en 2019, según la información remitida por las propias compañías en sus respectivos informes anuales.

B-Exclusives

Latest news