InicioMercadoEl Banco de E...

El Banco de España empeora hasta el 15% la caída del PIB por la dependencia del turismo y las pymes

El Banco de España revisa a la baja el impacto del Covid 19 en la economía, con una contracción de entre un 9% y un 15% este año tras haber caído un 5,2% en el primer trimestre y un paro del 24,7% en 2021, algo inédito desde 2014.

Paro 2

El Banco de España baraja tres escenarios para la economía española y ninguno es optimista. Así, el más ‘suave’ establece que el PIB de España caería un 9% en 2020 en un escenario de recuperación temprana, mientras que el más pesimista dice que caería hasta un 15,1%, ante posibles rebrotes de la infección que obligasen a nuevos «confinamientos estrictos adicionales».

El Banco de España estima que el desplome del PIB en España será alrededor de 3 puntos porcentuales superior al promedio de la zona euro, aunque, como contrapartida, cree que la recuperación será más intensa en la economía española que entre los socios europeos. Estos son los escenarios macroeconómicos enviados por el Banco de España con los que el BCE ha construido las estimaciones para la zona euro publicadas el pasado jueves.

En cualquier caso, son revisiones a la baja,con una contracción de entre un 16% y un 21,8% en el segundo trimestre tras haber caído un 5,2% en el primero y una tasa de paro que podría alcanzar el 24,7% en 2021, algo inédito desde 2014. Todos los componentes de la demanda, con la excepción del consumo y la inversión públicos, presentarían contracciones sustanciales en 2020, y repuntarían con fuerza con posterioridad.

En cuanto al paro, el supervisor calcula que, en el mejor de los escenarios, alcanzará el 18,1% en 2020 y, en el peor, se situará en el 23,6%. Además, la institución previene que el problema de desempleo puede enquistarse ‘durante años’, ya que, si finalmente la economía española se encaminara hacia las previsiones más negativas, el paro se mantendría por encima del 20% hasta 2022.

Temor al repunte

Y es que, «aunque el conocimiento alcanzado sobre el comportamiento de la enfermedad está avanzando con rapidez, existen todavía aspectos relativamente desconocidos que podrían conducir a una evolución epidemiológica más adversa», advierten. En el planteamiento central que maneja el supervisor, de recuperación gradual, la contracción sería del 11,6%, y pasaría a crecer un 9,1% y un 2,1% en cada uno de los dos años siguientes.

En particular, la nota del supervisor incluye un escenario denominado «de recuperación temprana» y otro «de recuperación gradual» (así como también uno de riesgo). En el primero se asume que la mejoría de la actividad observada desde el tramo final del segundo trimestre prosigue con posterioridad sin que se registren nuevos obstáculos (de naturaleza sanitaria, económica o financiera) de envergadura relevante.

Bajo el escenario de recuperación gradual, se asume una incidencia sobre la actividad algo mayor de las medidas adoptadas para contener la pandemia en el segundo trimestre; además, no se descartan ni la posible aparición de nuevos brotes de la epidemia (que, aunque de menor virulencia que el episodio original, pudieran llevar a la reintroducción de ciertas medidas de contención) ni el surgimiento de daños más persistentes en el tejido productivo. En ambos escenarios, la incertidumbre acerca del desarrollo de la enfermedad, que se mantendrá previsiblemente hasta entrado el próximo año, actuará como freno del gasto de hogares y empresas.

Estas cifras empeoran las previsiones de hace algo más de un mes, cuando el Banco de España preveía un descenso de entre el 6,6% en 2020 en el escenario más benévolo y del 13,6% en el más desfavorable, aunque el pasado 18 de mayo el propio gobernador, Pablo Hernández de Cos, ya acotó la horquilla a un desplome de entre el 9,5% y el 12,4% durante su comparecencia en el Congreso, eliminando el pronóstico más leve del 6,6% por considerarlo ‘poco realista’.

Variables que impactan

El organismo advierte de que «España se encuentra entre los países del área del euro que presumiblemente se verán más afectados, como resultado tanto de las medidas de confinamiento más estrictas desplegadas hasta el momento como también a consecuencia de algunas características estructurales de su economía».

¿Cuáles son estos factores? La dependencia de la economía española del sector turístico, el sector más golpeado por la crisis junto al comercio, y un tejido empresarial compuesto por pymes y con mayores dificultades para acceder a las fuentes de liquidez.

El pero escenario

Para ilustrar la posible incidencia de estos riesgos se ha construido un escenario «de recuperación muy lenta», que implícitamente incluye la posibilidad de episodios con repuntes sustanciales en el número de nuevas infecciones, que requerirían confinamientos estrictos adicionales, y la presencia de canales financieros, que amplifican la perturbación real y provocan que sus efectos tengan un grado de persistencia notablemente mayor. En este escenario de riesgo, el retroceso del PIB en 2020 alcanzaría el -15,1%.

B-Exclusives

Latest news

300x600 1