InicioCompañíasColonial gana...

Colonial gana solo 2 millones en 2020 y cifra en un 4,5% el impacto de la renegociación de rentas

La Socimi cierra 2020 con 2 millones de ganancias frente a los 827 millones del año anterior, cuando se anotó plusvalías 820 millones por sus activos, frente a la provisión Covid de este ejercicio.

Colonial Viñolas Bruguera 948 1 696x330 1

Apenas dos millones de ganancias para una cartera valorada en 12.000 millones. Ésta podría ser la fotografía superficial de los resultados presentados por la Socimi Colonial, una de las dos únicas inmobiliarias (junto a Merlin) presentes en el Ibex-35, para 2020.

La compañía liderada por Juan José Brugera y Pere Viñolas ha cerrado 2020 con un beneficio neto de 2 millones de euros. Una cifra que contrasta (y mucho) con los 827 millones que obtuvo el año anterior. Sin embargo, en aquel momento, 819 millones no procedían de su negocio, si no las plusvalías generadas por la valoración de su cartera inmobiliaria.

En este 2020, esa partida ha pasado ser negativa, en 75 millones, concretamente. La razón de este cambio se justifica por dos motivos: el ambicioso plan de desinversiones, denominado Alpha V, llevado a cabo durante el pasado año, por el que se produjeron ventas por valor de 600 millones y, por otro, el ya consabido impacto del Covid en la valoración de los activos inmobiliarios. «Se trata de unos resultados estables, de mantenimiento, donde los activos bajan un poco de valor y al no subir como en el pasado es lo que hace la diferencia con respecto a 2019″, ha explicado Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, durante la presentación de resultados a un grupo de periodistas.

Impacto Covid

En concreto, la cartera inmobiliaria de Colonial está valorada a 30 de diciembre en 12.020 millones de euros (frente a los 12.196 millones de un año antes). Excluyendo las desinversiones, a misma superficie, el portfolio de la Socimi aumenta su valor, señala la compañía que reconoce un impacto en el valor de la cartera de oficinas española (ubicada en Barcelona y Madrid) frente a la de París, cuyo efecto de la crisis del coronavirus ha sido menor.

«París aumenta su valoración un 3%, mientras que los inmuebles de Barcelona y Madrid disminuyen un 1% básicamente por los activos secundarios», subraya Carmen Ganyet, directora general Corporativa de Colonial.

Ingresos

En 2020, los ingresos por rentas de Colonial se sitúan en 340 millones, frente a los 352 millones del año anterior, caída que justifican por las desinversiones hechas.

Por mercados, la cifra de negocio procedente de las oficinas de Madrid aumenta un 15%, debido a la entrada de nuevo producto al mercado. A misma superficie, este aumento se sitúa en un 3,4%.

La compañía también ha desvelado el impacto final que ha tenido la renegociación con sus inquilinos afectados por la crisis del Covid. En este sentido, la compañía ha reconocido un impacto mayor de las estimaciones más optimistas, que hablaban de un 2%, así como de la cifra dada en los últimos resultados, correspondientes al tercer trimestre, cuando estimaban un impacto del 3%. Finalmente, esta renegociación de las rentas ha supuesto un 4,5% del total facturado. «El impacto acumulado de las negociaciones con inquilinos se sitúa en el 4,5% de los ingresos anuales por rentas de Colonial. Sin embargo, la mayoría de nuestros inquilinos son a largo plazo, algo que hemos conseguido mantener con estas negociaciones, con lo que ha sido un win-win«, ha subrayado Viñolas.

En total, el beneficio neto recurrente se sitúa en 138 millones, en línea con la cifra de 2019, mientras que su nivel de endeudamiento sobre activos (LTV) se sitúa en el entorno del 35%. «

Previsiones

Tras calificar los resultados de 2020 como «estables» y «de mantenimiento», los responsables de la compañía creen que este ejercicio seguirá marcado por la prudencia. «2021 es un año extremadamente complicado de valorar. Aspiramos a que 2021 sea un año de transición y 2022 ya tendrá un carácter más expansivo», ha señalado el CEO preguntado sobre sus previsiones para el ejercicio vigente.

No obstante, sí han señalado que este año «no habrá una dinámica desinversora» como la de 2020, aunque no se cierran a operaciones tanto de compra como de venta.

B-Exclusives

Latest news