InicioComercialLa extensión ...

La extensión del Covid pone en peligro a al menos 10 centros comerciales, según la UB

En el primer trimestre de 2021 se prevén varios cierres de centros comerciales y que las rentas caigan hasta un 50%; mientras que el porcentaje de locales vacíos puede ascender al 30%, según Forcadell.

centro comercial cerrado fuente shutterstock

Las perspectivas de futuro para el segmento del retail para este ejercicio y el próximo son “nefastas”. Así de rotundo se muestra Toni López, socio y director del Área de Inmobiliaria de Empresa de Forcadell, que augura que el impacto de la crisis Covid llevará al cierre de uno de cada tres comercios.

El porcentaje de locales vacíos puede rozar el 20% en el primer trimestre de 2021, según un informe elaborado por la consultora Forcadell y la Universidad de Barcelona. No obstante, esta cifra será superior en el centro de Barcelona y Madrid que en las principales áreas comerciales de sus barrios debido a la desaparición del turismo. El estudio también revela que en los próximos seis meses la mayoría de los locales vacíos serán imposibles de alquilar por la inexistencia de la demanda.

A este respecto, el economista Gonzalo Bernardos ha asegurado que “el mercado comercial está destrozado” y que aunque en ubicaciones prime se van a seguir ocupando locales, en las calles que se encuentran en segunda línea “va a haber una devastación”. En concreto, estima que en algunas calles del centro de Barcelona, los activos comerciales vacíos pueden alcanzar el 30% del total.

Cierre de centros comerciales

El profesor de Economía de la Universitat de Barcelona ha matizado que los locales comerciales de los barrios no sufrirán tanto, porque ahora los clientes compran en tiendas cercanas a su vivienda.

No obstante, este hecho hará que baje la movilidad a otras zonas y, por lo tanto, se habrá menos movimiento en zonas más alejadas. Así, se espera que en los próximos meses cierren más de diez centros comerciales en España.

El informe también prevé reducciones en la rentas. En concreto, en los centros comerciales puede alcanzar una rebaja del 50% respecto a diciembre de 2019. Mientras que en los ejes comerciales más importantes oscilará entre el 15 y el 20%.

Hasta el momento, los grandes propietarios de centros comerciales como  Merlin Properties, Unibail Rodamco-Westfield, Klepierre, Lar España Real Estate, Carmila, Castellana Properties,  Eurofund, Neinver, Nuveen Real Estate, Harbert Management Corporation, DWS, Sonae Sierra y Vía Outlets han llevado a cabo “distintas negociaciones tanto con grandes operadores como con multitud de pequeñas y medianas empresas llegando a distintos acuerdos para que los negocios puedan adaptarse a la situación actual”. El 77% de sus inquilinos han aceptado dichos acuerdos, que incluyen quitas o aplazamientos en el pago de las rentas.

La logística, activo refugio

Si la cruz entre los activos terciarios, la llevan los centros y locales comerciales, la cara es para los inmuebles de uso logístico. El elevado incremento del comercio electrónico y la escasez de oferta en los alrededores de Barcelona y Madrid harán que la bajada del precio del alquiler sea escasa y en la mayoría de los casos se situará entre un 5% y 10%, señalan desde la Universidad de Barcelona.

Así, la logística se convertirá, según Bernardos, un activo refugio, perdiendo tal condición los locales comerciales situados en el centro de la ciudad. El motivo es la elevada dependencia del turismo que tienen los negocios de los arrendatarios.

No obstante, en 2020, la inversión en naves logísticas será muy menor, pues hasta ahora se han cerrado aquellas operaciones en las que ya había un acuerdo entre comprador y propietario antes de la crisis del Covid, subrayan en dicho estudio.

De oficinas a coworkings

Por último, el segmento de oficinas, según Focadell y la Universitat de Barcelona, pasa por dos tipos de crisis: coyuntural y estructural. La primera es consecuencia de pandemia y la segunda, por el elevado aumento de la demanda de espacios flexibles, que desembocará en un desplazamiento hacia los coworkings.

En este sentido, Bernados ha apuntado que el incremento del teletrabajo ha provocado un descenso en la contratación de espacios y que las empresas están negociando contratos más flexibles que los que tenían hasta el momento.

Sin embargo, pese a que es probable que la demanda se desplace progresivamente hacia los coworkings, este segmento también está atravesando un mal momento. Sobre todo aquellos que se ubican en localizaciones prime con rentas altas.

B-Exclusives

Latest news