InicioNPL & REOCaixaBank pon...

CaixaBank pone a la venta los últimos créditos de Martinsa Fadesa y otros 800 millones

El banco catalán pretende sanear su balance antes de la fusión con Bankia y saca al mercado dos carteras de activos tóxicos valoradas en 1.000 millones de euros.

Sede Caixabank

La entidad bancaria CaixaBank ha sacado al mercado dos grandes carteras de activos tóxicos valoradas en 1.000 millones de euros antes de su fusión con Bankia.

El banco catalán y su asesor, KPMG, esperan encontrar compradores para las dos operaciones antes de final de año, unas semanas antes de que se cierre la absorción del grupo nacionalizado, según informa El Confidencial.

CaixaBank pretende colocar a los fondos oportunistas los últimos créditos que le quedan de Martinsa Fadesa, inmobiliaria que protagonizó el primer gran concurso de la anterior crisis con una deuda de más de 5.000 millones de euros, y de la que el grupo catalán era el segundo mayor acreedor.

La deuda de Martinsa que el banco quiere sacar al mercado está valorada en más de 200 millones y tiene como garantías algunos de los suelos que la empresa compró durante los años de la burbuja inmobiliaria.

Estos préstamos junto a otros forman la operación que se conoce en mercado como Proyecto Louvre, y abarca préstamos valorados en 400 millones de euros.

Venta de préstamos

La segunda operación es el Proyecto Hermitage, con créditos de pymes y consumo valorados en 600 millones de euros. Se trata de deuda sin garantía inmobiliaria considerada fallida, por lo que ya está provisionada al 100%.

Liberar este tipo de préstamos es fundamental para las entidades bancarias porque todo lo que obtienen genera plusvalías y porque permite soltar lastre en dos de los segmentos en los que más se van a acumular los impagos en los próximos meses, pymes y créditos al consumo.

Junto a estas dos carteras, CaixaBank ha estado valorando la posibilidad de poner en mercado una gran cartera de hipotecas problemáticas de unos 1.000 millones de euros.

Finalmente, lo descartó tras la experiencia de Banco Sabadell, que lo intentó con el Proyecto Higgs y tuvo que paralizarlo ante la falta de interés de los fondos oportunistas. Estos inversores han cerrado por el momento la puerta a la adquisición de este tipo de activos por la inestabilidad del mercado inmobiliario, la falta de seguridad jurídica en el mundo hipotecario y el repunte de las okupaciones ilegales.

Martinsa Fadesa

El verano de 2008, el gigante inmobiliario Martinsa Fadesa presentaba concurso de acreedores, protagonizando la mayor suspensión de pagos de la historia de España con una deuda de más de 5.000 millones de euros.

Actualmente, se encuentra en fase de liquidación y es uno de los mayores morosos con Hacienda.

A finales de 2019, los responsables del proceso de liquidación pusieron a la venta un macrolote de activos con el objetivo es cancelar deuda por valor de 2.000 millones de euros, una cifra parecida a la que se sacó en la subasta notarial anterior, y que le permitió meses antes cancelar créditos ordinarios por valor de 2.300 millones.

Recientemente, el Ayuntamiento de Soria ha adquirido uno de los lotes del proceso concursal de la sociedad Martinsa Fadesa, con cerca de 300.000 metros cuadrados de suelo, por un importe superior a 1,8 millones de euros. Esta adquisición que tiene como objetivo tener mayor capacidad para influir en mercado de la vivienda.

Así, el Consistorio se ha hecho con el lote número 3, formado por 37 fincas que suponen más del 50% del sector Sur D-S10 Royales Oeste, en la periferia del término municipal, con una superficie bruta de 550.000 metros cuadrados.

B-Exclusives

Latest news