InicioCompañíasBlackstone po...

Blackstone pone a la venta parte de su cartera de viviendas en alquiler en España

El gigante estadounidense está evaluando todos los activos por separado, teniendo en cuenta su localización y cuál es la mejor estrategia: venta o alquiler.

El fondo estadounidense Blackstone ha decidido revisar su negocio dedicado al alquiler en España. Según fuentes del sector, la compañía ha ordenado analizar los contratos de arrendamiento de miles de viviendas que canaliza bajo la marca Alquilovers para pasarlas a su plataforma Hola Pisos, desde donde gestiona las ventas de activos.

Esta decisión se ha acordado con Eduard Mendiluce, consejero delegado de Anticipa y Aliseda, dos de las sociedades a través de las cuales gestiona su gran cartera en España, según informa El Confidencial. Si se incluyen los activos de Testa, su portfolio supera las 35.000 viviendas.

Fuentes oficiales de Anticipa explican a Brainsre.news que esta medida “forma parte de la actividad como servicer, se está evaluando activo a activo, dependiendo de cada mercado, cuál es la mejor estrategia: venta o alquiler”. 

Al respecto, el servicer argumenta que la rotación entre el alquiler y la venta es habitual en la gestión de la cartera.

Grandes propietarios ante la nueva Ley de Alquiler

La decisión de Blackstone se produce en medio de las discusiones de los socios de Gobierno del PSOE y Unidas Podemos sobre la nueva Ley de Vivienda y que amenaza con sancionar a los grandes tenedores de vivienda.

Los directivos de las empresas de Blackstone han mostrado en varios foros su desacuerdo con las distintas normativas que se han aprobado para regular el precio de la vivienda, como por ejemplo, en Cataluña.

Actualmente, 34 compañías atesoran un parque de vivienda en alquiler con 115.000 unidades, según Atlas Analytics, siendo el fondo estadounidense el mayor tenedor a través de sus firmas Testa y Anticipa.

Precios del alquiler

La vivienda de alquiler en España ha sufrido el impacto directo del Covid-19. Las restricciones de movilidad, unido a la ingente cantidad de pisos turísticos que se han pasado al alquiler tradicional por falta de visitantes, han supuesto un serio correctivo.

Prueba de ello, es la caída de la renta media en España, que al cierre del año descendió por tercer trimestre consecutivo, al situarse en 993,3 €/mes, lo que supone un retroceso del 8,5% respecto al primer trimestre del año y del 1% respecto al tercer trimestre, según datos de la plataforma de big data inmobiliario Brainsre.

 

B-Exclusives

Latest news