InicioCompañíasBlackstone, a...

Blackstone, a por todas en España, tras superar los 24.000 millones de inversión

El fondo estadounidense ha ido extendiendo sus inversiones en el sector inmobiliario y anticipando los nuevos nichos de mercado, como las carteras de deuda, el logístico o el alquiler residencial.

shutterstock 1195173331

Blackstone vuelve a ser noticia en plena canícula de agosto. Acaba de firmar con Bankia la gestión de una cartera de 2.000 viviendas e hipotecas del banco, ampliando su actividad de servicer a terceros con Anticipa. Y ha comprado una cartera de naves logísticas situada en los mercados top del sector, en un momento de frenética actividad para el transporte y el comercio, a causa de la crisis del Covid-19.

Este banco de inversión fue fundado en 1985 por Peter G. Peterson y Stephen A. Schwarzman, ex Lehman Brothers, con sede en Nueva York y, desde entonces, gestiona activos principalmente en Estados Unidos y Europa, y especialmente en inversión inmobiliaria. El nombre es una unión de sus apellidos; black por schwarz, negro en alemán, y stone, por petros, piedra en griego, y fue idea de Schwarzman.

El negocio inmobiliario de Blackstone, que arrancó en 1991, tiene bajo gestión activos por volumen de 163.000 millones de dólares (alrededor de 150.000 millones de euros).

En España, desde que empezó la crisis de 2008, la firma ha acumulado inmuebles por valor de unos 20.000 millones de euros, pero sus inversiones rondan ahora los 24.000 millones, en una cesta que incluye créditos hipotecarios, viviendas, hoteles, naves y oficinas. Incluso se ha atrevido con Cirsa, la empresa de juego, que ha comprado por 2.000 millones de euros.

Claudio Boada es el senior advisor de la firma en nuestro pais, y otro ex Lehman con altos cargos en el Banco de Bilbao, HSBC o Banco de Progreso (Grupo March),o Círculo de Empresarios. Junto a él, Diego San José y Eduard Mendiluce, CEO de Anticipa Real Estate y Aliseda Inmobiliaria y un equipo de ‘rastreadores’ de operaciones.

Claudio Boada
Claudio Boada dirige los intereses del fondo en España.

Inversiones oportunas

Su nombre es conocido popularmente por la compra de viviendas de protección oficial al Ayuntamiento de Madrid, lo que le supuso ser tildado de fondo buitre. La operación con la administración madrileña fue sólo el comienzo de una frenética actividad inversora que le ha convertido en el mayor propietario de viviendas en alquiler, con más de 50.000 unidades repartidas en distintas sociedades como Testa (posee el 50,01% de la Socimi de pisos en alquiler en una operación valorada en 947 millones), Aliseda, Anticipa y Fidere.

El fondo se ha caracterizado siempre por adelantarse o entrar de lleno justo en el momento antes en que se perfila un negocio con posibilidades. Con la gestión de carteras de deuda tanto propias como ajenas, se coloca de lleno en un mercado, el de las carteras de deuda, con potencial crecimiento por el previsible repunte de la morosidad y el aumento de créditos fallidos. Junto a Cerberus y Lone Star, acaparan la mitad de los 142.400 millones de euros en préstamos fallidos que se han traspasado en España desde 2014, según Axis Corporate.

¿Lo último? Han lanzado TuGaraje.com, un portal para buscar plaza de garaje, que cuenta más de 7.000 espacios de aparcamiento distribuidas por todo el territorio nacional.

Desde 2012, ha comprado la Socimi Hispania por 2.000 millones, los activos logísticos de Lar España, la sede de multitud de empresas (la última, la del Grupo Planeta)…También se ha hecho con parte de las carteras inmobiliarias de distintos bancos (40.000 hipotecas dudosas de Catalunya Caixa, acitivos de Sabadell, BBVA y Santander). Con la gestora HIP Partners -comprada al Banco Sabadell- es el mayor dueño de activos hoteleros de España.

En 2017 llevó a cabo la mayor operación inmobiliaria del año, la adquisición de los activos inmobiliarios de Banco Popular, por 10.000 millones de euros, junto a Santander: son un total de 80.000 inmuebles y 40.000 colaterales inmobiliarios procedentes de la exposición inmobiliaria del Popular.

Precisamente con Aliseda Inmobiliaria, la compañía controlada por ellos junto a Santander, ha lanzado una nueva campaña para vender algunos de los activos inmobiliarios que posee en cartera, con una novedad, suelos en venta con pagos diferidos para autofinanciar compras de la materia prima del sector en momentos de endurecimiento del crédito.

A por Europa

El fondo está claramente decidido a aprovechar la crisis que ya venía anticipando Europa en 2019 y que la pandemia está acelerando. Su presidente y consejero delegado, Stephen Schwarzman, anunció en abril que dispone de 151.500 millones de dólares (unos 140.000 millones de euros) en «pólvora seca» para aprovechar las oportunidades de inversión que surjan tras la crisis global provocada por el coronavirus.

Ese mismo mes, cerró el mayor fondo bautizado como Blackstone Real Estate Partners Europe VI (BREP Europe VI), con un volumen de inversión comprometido de 9.800 millones. Ya ha realizado la primera compra: Dream Global Real Estate Trust, una cartera de 4.400 millones compuesta por activos logísticos y de oficinas.

No obstante, la pandemia también le ha pasado factura: el fondo ha perdido 450 millones de euros hasta junio por las pérdidas de los mercados entre marzo y abril por el coronavirus, aunque cerró el segundo trimestre de 2020 con un beneficio neto atribuido de 568 millones de dólares (490 millones de euros), un aumento nada menos que del 86% de las ganancias.

B-Exclusives

Latest news