InicioHotelesBarcelona y M...

Barcelona y Madrid, entre las ciudades más atractivas para la inversión hotelera en Europa

Los resorts han ganado atractivo para el 70% de los inversores tras la pandemia de coronavirus, según Cushman & Wakefield.

Distrito 22@ Barcelona 1024x683 1

Barcelona, como primera ciudad europea, y Madrid, como séptima, se sitúan en el top 10 para los inversores hoteleros entre los destinos urbanos, según los resultados del informe ‘Hotel Investor Beat’, elaborado por Cushman & Wakefield Hospitality. El top 5 de este ranking lo completan Londres, París, Ámsterdam y Múnich.

Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, ha dicho que «estos resultados demuestran que Barcelona y Madrid ofrecen, por diferentes razones, condiciones atractivas para el inversor». «El segmento del lujo está liderando el posicionamiento inversor en la capital, mientras que en Barcelona la pandemia ha reanimado el interés por los activos mejor ubicados», ha indicado.

La principal conclusión del informe es que el mercado inversor se muestra muy activo, adaptando sus estrategias a la situación generada por la pandemia de coronavirus y su afectación sobre el turismo. Concretamente, el 40% de los inversores asegura que su estrategia ha cambiado hacia una posición más compradora que antes de la llegada del coronavirus.

Los resorts, los activos más deseados

La inversión en el segmento de hoteles vacacionales, especialmente resorts, ya era una tendencia en España antes de la llegada de la pandemia. Más de un año después, esta tendencia se ha reforzado, ya que el 70% de los 50 directivos entrevistados por Cushman & Wakefield consideran que los resorts son un activo más interesante ahora que antes del coronavirus.

Bruno Hallé, también socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, ha señalado que «la recuperación está llegando antes al sector vacacional y las perspectivas de crecimiento a largo plazo son positivas».

Los edificios de apartamentos turísticos con servicios son también más atractivos para el 60% de los entrevistados, que valoran su resiliencia durante la crisis sanitaria y la flexibilidad que ofrecen para cambiar al sector de alquiler a medio y largo plazo.

Por el contrario, los hoteles centrados en el mercado de reuniones y eventos y los situados en aeropuertos han visto como su atractivo ha bajado más de un 70%.

Los hoteles baratos salen reforzados

Según la tipología de precios, los inversores consideran que los hoteles económicos son los que más interés generan tras el coronavirus.

Para Grau, «los inversores valoran que este tipo de activos, con una buena gestión, alcanzan una buena rentabilidad y no se ven tan afectados en los ciclos negativos». «El hecho de que su estructura de costes sea muy ajustada por concepto les permite adaptarse mejor a situaciones extremas», ha explicado.

Descuentos de hasta un 20% en los inmuebles

A pesar del impacto de la crisis en el sector, el 40% de los encuestados tiene la intención de comprar más inmuebles hoteleros.

Un aspecto clave para la actividad inversora es la evolución de los precios. En este sentido, el informe demuestra que casi un 60% de los inversores esperan rebajas de entre un 10 y un 20% respecto a los precios de 2019.

Para Hallé, «los precios de los activos pueden resistir porque la crisis actual tiene connotaciones muy diferentes a las de la crisis financiera». «Se pueden esperar rebajas que van a ayudar a reactivar el mercado inversor, pero no grandes descuentos», ha concluido.

B-Exclusives

Latest news