InicioMercadoLa crisis gol...

La crisis golpeará fuerte a Baleares: caída del 31% del PIB y 147.000 nuevos parados

Muchos de los negocios cerrados, playas vacías, tranquilidad y apenas turistas es la imagen que ven ahora los mallorquines, mientras esperan la llegada del uno de julio con la apertura de fronteras y los vuelos internacionales.

playa vacia 2
Playa vacía en Mallorca por la pandemia del Covid-19

El panorama de Mallorca a estas alturas del verano es muy distinto al que se venía viviendo hasta ahora. Muchos de los negocios cerrados, playas vacías, tranquilidad y apenas turistas es la imagen que ven ahora los mallorquines, mientras esperan la llegada del uno de julio con la apertura de fronteras y los vuelos internacionales.

El verano se presenta con pocas expectativas y mucha ansiedad para el sector turístico balear y las miles de familias que viven de él y se juegan su futuro estos meses, informa El Confidencial.

Apenas hay negocios abiertos y los que se han atrevido a ello cuenta que apenas hay clientes y que no se vende casi nada. Los hoteleros afirman que las reservas son bajas y no cubren ni la mitad de las habitaciones disponibles y por ello, algunos de ellos han hecho cálculos y han decidido que la mejor opción es no abrir este verano.

Según estimaciones del Gobierno balear hechas en abril, la comunidad autónoma sufrirá una caída del 31 por ciento del PIB y se destruirán 147.000 empleos. Por otro lado, un informe de Intermón Oxfam señala que, en términos de incremento de la pobreza relativa, Baleares se llevará la peor parte, con un subida del 11,7 por ciento del porcentaje de personas por debajo de la línea de pobreza.

Según datos de la Red para la Inclusión Social EAPN Baleares, desde el 14 de marzo, 200.000 personas nuevas han caído en la exclusión social en la región, alcanzando las 400.000 personas y doblando la cifra ya existente.

«Baleares, para bien o para mal, es fundamentalmente turística. Producimos servicios que no se pueden almacenar. Y esta crisis, que ha afectado fundamentalmente a la movilidad, nos coloca en una posición especialmente vulnerable», apuntaba la presidenta de CAEB, Carmen Planas.

Forzados a abrir sus negocios

Los propietarios de bares y restaurantes señalan que los clientes también se contienen a la hora de pedir, por lo que aspiran a cubrir gastos mientras que los asalariados a poder llegar a fin de mes entre jornadas parciales y bajos salarios.

La mayor parte de los pequeños empresarios y autónomos se han visto forzados a abrir sus negocios ante la necesidad de recibir ingresos para poder seguir pagando facturas, hipotecas, etc. No obstante, una vez finalice el verano muchas familias habrán quebrado.

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow