InicioHotelesAtitlan y Dra...

Atitlan y Drago Capital ultiman la venta de su exclusivo hotel Autograph en Sevilla

La firma de Eduardo Centeno, yerno de Juan Roig, y la gestora liderada por Mayte Medina negocian con varios inversores privados la venta del futuro hotel Autograph de la capital andaluza.

Hotel de la cadena Autograph en Holanda.

Si el Covid-19 lo permite, una nueva operación tendrá lugar en el hasta entonces pujante mercado inmobiliario hotelero español. Se trata del lujoso proyecto de la firma hotelera Autograph Collection, de la cadena AC liderada por Antonio Catalán, en Sevilla.

Sus propietarios, las compañías de inversión Atitlan y Drago Capital encargaron a principios de año la venta de este inmueble a la consultora Savills Aguirre Newman. Se trata de un edificio, con más de 8.000 metros cuadrados de superficie construida, que durante años albergó la sede del Banco de Andalucía en Sevilla y situado en la avenida de la Constitución, uno de los principales ejes del centro de la capital andaluza.

Adquirido en 2016 por Drago Capital y la firma de inversión que preside Roberto Centeno -yerno del dueño de Mercadona Juan Roig-, el inmueble está actualmente siendo reformado para convertirse en el primer hotel de la exclusiva firma Autograph en Sevilla y el octavo en España, ya que esta firma del grupo AC gestiona otros lujosos hoteles boutique como el Santo Mauro en Madrid. El proyecto de reforma del hotel, que será de cinco estrellas y contará con 95 suites, contaba con una inversión estimada en 35 millones de euros.

Es, precisamente, el contrato a largo plazo con la cadena Autograph lo que ha aumentado el interés por el activo, señalan fuentes del sector, que estiman que el establecimiento pueda llegar a venderse por más de 60 millones de euros. Entre los inversores mejor posicionados, figuran varias firmas internacionales como Primonial REIM, quien acude en alianza con otro gestor internacional, y varios family offices españoles como el vinculado a la familia García Baquero, dueño de destacados inmuebles por todo el territorio español, subrayan fuentes cercanas a la operación.

Drago y Atitlan tenían como objetivo cerrar la venta e inaugurar el establecimiento, tras las obras de remodelación, en este primer semestre de 2020. Sin embargo, la crisis generada por la pandemia del Covid-19 podría trastocar estos planes ralentizando la operación que, sin embargo, en el sector confían en que se cerrará debido al carácter singular del activo.

El año pasado, la inversión en activos hoteleros en el mercado español alcanzó los 2.518 millones de euros, incluyendo las adquisiciones de hoteles existentes, las de inmuebles adquiridos para su reconversión a hotel y las compraventas de suelos destinados al desarrollo de nuevos establecimientos, según los datos de la consultora Colliers International. En total, se registraron 128 transacciones en el mercado, de las que 99 fueron protagonizadas por inmuebles hoteleros. Los más de 2.500 millones invertidos en 2019 supone un descenso del 47% con respecto al volumen alcanzado el ejercicio anterior, cuando la opa de Blackstone sobre la Socimi Hispania, que era en ese momento el mayor propietario de hoteles en España, disparó la cifra de inversión, copando esta única operación el 40% de la inversión total realizada ese año, recalcan desde Colliers. Sin considerar esta operación, la reducción de la inversión sería del 12,8%.

Para este año, y antes de conocerse los primeros casos del coronavirus Covid-19 en Europa, se preveía que la inversión hotelera creciera en España un 20%. Sin embargo, la orden de cierre de todos los establecimientos turísticos decretados por el Gobierno durante el periodo que dure el Estado de Alarma así como las restricciones de viajeros a nivel mundial, hacen prever un severo castigo en la inversión hotelera.

Por su parte, Atitlan es una firma de inversión fundada en 2005 por Roberto Centeno y Aritza Rodero. Con sede en Valencia, la sociedad ha invertido desde su lanzamiento más de 800 millones de euros en diferentes compañías, muchas de ellas vinculadas al negocio de la alimentación. En 2009, Atitlan comenzó su actividad en el negocio inmobiliario, invirtiendo en todo tipo de proyectos y activos. En la actualidad, posee participaciones significativas en desarrollos urbanísticos de la Comunidad Valenciana como el PAI del Grau y el complejo residencial Golf Mar de Sant Jordi en Castellón. Junto a Drago Capital, creó la sociedad Step Negocios, que gestiona inmuebles en alquiler.

B-Exclusives

Latest news