InicioCompañíasAsí son los p...
globalnpl 650x250 1

Así son los planes anti-Covid-19 del sector inmobiliario

La crisis del coronavirus ha obligado a las empresas inmobiliarias a tomar medidas que unos meses atrás eran impensables: ajustes de empleo, cancelaciones de dividendos y bonificaciones de las rentas a sus inquilinos.

shutterstock 1662201190
Ilustración de Wan Wei.

La crisis derivada de la pandemia del Covid-19 ha llevado al sector inmobiliario español hacia un escenario insólito que abre muchos interrogantes tanto para los profesionales como para los consumidores. Por ello, las grandes empresas han tomado medidas para reducir su impacto en sus respectivas cuentas e intentar seguir generando negocio en un momento sin precedentes. Pero, ¿qué compañías han hecho ajustes de empleo, han cancelado su dividendo o han condonado las rentas a sus inquilinos?

En cuanto a los dividendos, Asocimi, asociación que integra a 32 Socimis cotizadas en el MAB, remitió a mediados de abril una carta al Gobierno, a la CNMV y al MAB para pedir un aplazamiento en el pago del dividendo hasta finales de 2020 para mitigar los efectos del Covid-19; así como la suspensión del periodo de dos años exigido para salir a cotizar y mayor flexibilidad para vender inmuebles aunque no hayan cumplido el periodo mínimo de arrendamiento.

Obra nueva de Aedas en Alicante

En este sentido, compañías como Aedas o Lar España aseguran que mantendrán su dividendo. La firma liderada por David Martínez explicó a Brainsre.news que «prevé abonar su primer dividendo el próximo mes de noviembre», que es de un euro por acción a cuenta del ejercicio 2020. Asimismo, la Socimi Lar España aprobó el pasado mes de marzo el pago con cargo a los resultados de 2019 de un dividendo de 55 millones de euros, equivalentes a 0,6276 euros brutos por acción. De igual modo, inmobiliarias como Patrizia o Cevasa, también mantiene su dividendo

Por el contrario, la promotora Neinor ha cancelado el pago de dividendo a sus accionistas con objetivo de preservar caja. La compañía se comprometió a retribuir a sus accionistas con un dividendo total de 200 millones de euros entre 2021 y 2022 -por los buenos resultados- e iba a adelantar el pago de 40 millones desde el primer trimestre de 2020, con cargo a 2019. Otras compañías como Renta Corporación o Árima, tampoco va a repartir dividendos.

La firma andaluza Inmobiliaria del Sur (Insur) también ha aprobado el aplazamiento del reparto de dividendo y la ampliación de capital hasta conocer el alcance de la crisis del Covid-19 en el negocio inmobiliario español. La inmobiliaria llevó esta propuesta a la junta general de accionistas que celebrada el pasado 3 de abril. De igual forma, Merlin Properties ha dejado en suspenso el pago de parte del dividendo de 2019, con el fin de preservar su caja, lo que ha supuesto un impacto de 81 millones de euros, y también ha reducido el salario de su cúpula directiva.

METROVACESA NEREIDAS 7

En la misma línea, Metrovacesa ha decidido posponer la decisión de repartir dividendos a sus accionistas hasta el segundo semestre del año, debido a la incertidumbre ocasionada por el Covid-19. «El Consejo estudiará la conveniencia de un posible pago de dividendo, y su cuantía, en la segunda mitad del año, tras una evaluación más precisa de la situación, y de la evolución del negocio en la fase inicial de recuperación», he señalado al respecto la promotora controlada por Banco Santander y BBVA.

Condonaciones de alquiler y otras medidas

A pesar de la dificultad de la situación, han sido muchas las empresas que han decidido condonar las rentas a sus inquilinos. La Socimi Merlin Properties, propietaria de centro comerciales como X-Madrid, fue de las primeras inmobiliarias en España en aplicar bonificaciones a sus inquilinos y condonó el 100% de la renta a todos los comercios y hoteles afectados por el cierre decretado en el estado de alarma. En la reciente presentación de los resultados del primer trimestre del año, la compañía liderada por Ismael Clemente ha anunciado una nueva política comercial para el periodo post-Covid que incluye una bonificación parcial.

Durante las últimas semanas, Lar España ha trasladado a los inquilinos de sus establecimientos comerciales la propuesta de aplazar el tiempo de exigibilidad y la facturación de las rentas. Asimismo, se ha procedido al ajuste de los gastos comunes a las condiciones actuales con la finalidad de optimizarlos, habiendo logrado en muchos casos reducciones en porcentajes muy relevantes que alcanzarían el 35% de ahorro.

Castellana Properties Habaneras

El pasado mes de abril, Castellana Properties, Socimi controlada por el fondo sudafricano Vukile y propietaria de una cartera de activos comerciales de más de 1.000 millones de euros, condonó la renta a los inquilinos de sus 16 centros y parques comerciales. No obstante, esta bonificación no exime del pago de gastos comunes, ya que los centros siguen abiertos y mantienen servicios de vigilancia, limpieza y mantenimiento. En la misma línea, Temprano Capital, propietaria del centro Quadernillos en Alcalá de Henares (Madrid), ha bonificardo el 100% de las cuotas de alquiler correspondientes al mes de abril en los establecimientos de sus centros comerciales cerrados como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Igualmente, la compañía inmobiliaria Dazia Capital ha condonado el pago de las rentas de abril a los locales comerciales de sus inmuebles que se hayan visto afectados por el cierre obligado por el Covid-19. Además, también ha aplazado el cobro de las cuotas de abril y mayo a los clientes de sus promociones residenciales, levantadas bajo la marca Darya Homes, hasta su entrega y escrituración.

Otra de las empresas que se han sumado a la causa ha sido Aena. El operador aeroportuario no ha cobrado los alquileres de los establecimientos que se han visto afectados por el cierre que, en el caso del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, ha supuesto la clausura progresiva de las terminales 1, 2, 3 y T4 satélite, para concentrar todo el tráfico aéreo de la capital en tan sólo la T4. En Barcelona, Aena ha cerrado una de las pistas de El Prat y la terminal 2.

Medidas de ajuste de empleo

Otro de los aspectos en los que más impacto ha tenido la pandemia ha sido al empleo. Desde que se decretó el estado de alarma se han registrado centenares de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). La promotora Quabit ha sido una de las inmobiliarias que ha recurrido a este mecanismo de ajuste laboral que afectará al 66% de su plantilla, como adelantó Brainsre.news. La compañía cuenta con 91 empleados repartidos entre sus delegaciones de Madrid, Guadalajara, Málaga y Valencia.

Servihabitat, uno de los mayores ‘servicers’ en España, ha sido quien ha tomado mayores medidas de ajuste de empleo debido al parón económico. La empresa participada por Lone Star en un 80% y por CaixaBank en un 20%, ha cerrado un acuerdo con su plantilla, formada por 800 empleados, para aplicar un ERTE de entre el 20% y el 50%. La plataforma inmobiliaria aplicará un 20% de recorte para dos tercios de la plantilla, durante seis meses, y del 50% para el tercio restante durante tres meses y del 20% durante el siguiente trimestre.

Por su parte, el portal inmobiliario Idealista ha pactado con su comité de empresa tramitar un ERTE por causas productivas. El expediente afectará a los 538 empleados de la empresa y supondrá una reducción del 25% tanto del salario como de horario durante un plazo de hasta cinco meses.

De igual forma, Intrum, dueño de la antigua Aktua, Lindorff y Solvia, también ha puesto en marcha un ERTE para 600 profesionales.

globalnpl 650x250 1

B-Exclusives

Latest news